[dropcap]A[/dropcap] 24 horas de la caída del meteorito en la región rusa de Cheliábinsk, en los Urales, científicos intentan hoy desde el lugar donde presumen cayeron fragmentos del cuerpo celeste, esclarecer el acontecimiento astronómico, mientras la ciudad se recupera.

El impacto del meteorito sobre la urbe industrial en la mañana del viernes causó lesiones de distintos grados a más de mil personas, entre ellos numerosos niños, y destrucciones en edificios residenciales y públicos.

 photo Meteorito-Rusia-007_zpseae161c5.jpg

Tratando de recuperar la normalidad

Expertos y autoridades no excluyen que el fenómeno haya provocado consigo también lluvias ácidas, pero por otro lado, el fondo radiactivo no supera los límites normales.

Según autoridades citadas por medios informativos, efectos del fenómeno se registraron en territorios aledaños de los Urales, como en Bashkiria, Povolzhie, Sverdlovsk, Tiumen y Kurgán, y además en Kazajstán.

En Cheliábinsk, los habitantes tratan de retornar a la normalidad, sin embargo, las escuelas, institutos y guarderías no abrieron este sábado, cuando además las temperaturas descendieron a menos 20 grados centígrados.

 photo Meteorito-Rusia4_zps4384e77e.jpg

Pérdidas millonarias

Cientos de voluntarios, procedentes de otras ciudades y regiones rusas se trasladaron al territorio para ayudar en las labores de reconstrucción, mostró un reportaje del canal Rossia 24. Se calcula que el volumen de cristales rotos por causa de la onda expansiva de las explosiones supera los 100 mil metros cuadrados, y los perjuicios sobrepasan los mil millones de rublos (poco más de 30 millones de dólares).

El gobernador regional, Mijail Yurevich, puntualizó que las pérdidas podrían ser mayores. Una decena de localidades en la provincia registran afectaciones materiales. Antes del lunes, tendremos un panorama general de todos los daños, humanos y materiales, prestaremos toda la ayuda necesaria, subrayó Yurevich.

El ministerio de Situaciones de Emergencia incrementó las brigadas de agentes para prestar auxilio a la población afectada, en tanto unas ocho naves sobrevuelan la zona para identificar afectaciones en objetivos económicos, energéticos y residenciales, según su titular Vladimir Puchkov.

 photo Meteorito-Rusia2_zps1880d3a8.jpg

Potente explosión

A 70 kilómetros de Cheliábinsk, en el lago de Chebarkul, agentes de la policía detectaron un agujero sobre el hielo de ocho metros. Se cree que fue originado por uno de los fragmentos del meteorito. Otros restos pudieron haber caído en Zlatoust.

Un equipo de astrónomos e investigadores de la Universidad de los Urales se trasladó hacia esos lugares para iniciar las indagaciones. De acuerdo con un reportaje de la televisión, se reunieron algunos fragmentos de una sustancia oscura, que se asemeja a la roca madre, de un centímetro, que serán objeto de estudio.

 photo Meteorito-Rusia6_zpsc4b147f9.jpg

Expertos de la agencia espacial estadounidense (NASA) evaluaron la potencia de las explosiones originadas por la caída del meteorito en Cheliábinsk en unas 300 kilotoneladas de dinamita, unas 20 veces más fuerte que la bomba lanzada sobre Hiroshima, destacó la televisión rusa.

Con unos 17 metros de largo y cerca de 10 mil toneladas de peso, el cuerpo celeste entró en la atmósfera a una velocidad mínima de 64 mil kilómetros por hora. Estalló a una altura de 19 a 24 kilómetros, estimó la NASA.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.