Ni osos, ni elefantes, ni leones ni panteras. En los circos británicos ya no tienen cabida los animales salvajes. El parlamento británico ha votado a favor de prohibir los números circenses con animales salvajes, pese a la oposición del Gobierno y el primer ministro conservador David Cameron, que no pudo ‘domar’ a los diputados prohibicionistas.

La regulación fue apoyada por miembros de todos los partidos, entre ellos tres legisladores conservadores que se desmarcaron de la opinión de Cameron.

Dura batalla

Durante los acalorados debates en la cámara, la opinión del Gobierno fue respaldada por el ministro de Agricultura, Jim Paice, que propuso como alternativa a la prohibición total un complicado sistema de licencias para los circos con animales salvajes que asegurase que los animales estuvieran bien cuidados.

El movimiento a favor de la prohibición estuvo liderado por el conservador Mark Pritchard, del partido del premier británico David Cameron. Pritchard declaró que la oficina de Cameron le pidió que retirara la moción si no quería enfrentarse al disgusto del primer ministro, pero él se negó.

Al igual que la tauromaquia en España, el circo con animales era tradición en Inglaterra, pero todo cambia y las sociedades evolucionan.

“Otra forma más de violencia”

Pritchard definió el mantenimiento de animales en los circos como una forma de violencia y lo comparó con las peleas de perros, declaración que fue aplaudida por otros miembros del parlamento. Los sondeos de opinión también muestran que la medida, que entrará en vigor a partir del próximo año, está respaldada por la mayoría de los ciudadanos.

El tema del maltrato a los animales en los circos se agudizó a raíz de un impactante vídeo que apareció en los medios de comunicación ingleses en abril de este año, y que mostraba el maltrato brutal a que fue sometida en un circo británico una elefante hembra llamada Anne.

Fuente: RT, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.