Suecia avanza hacia una generación de energía proveniente en su totalidad de fuentes renovables o recicladas, tras cerrar su última planta productora a partir de carbón. Se trata de la central generadora KVV6, situada en la localidad de Värtaverket, en el este de Estocolmo, la cual estaba en funcionamiento desde 1989 y suministraba calefacción y electricidad a la capital sueca.

Sobre el acontecimiento, el director ejecutivo de la empresa Stockholm Exergi, Anders Egelrud, destacó que el país nórdico “viaja ahora hacia un sistema de energía completamente basado en fuentes renovables y recicladas”.

Climáticamente positivos

De esta forma, Suecia se convirtió en el tercer país europeo que abandona el carbón como fuente de energía, después de Bélgica y Austria. La vicealcaldesa de Estocolmo, Katarina Luhr, destacó el impacto positivo de esa decisión para los objetivos de la urbe en materia de cambio climático al reducir de manera significativa sus emisiones a la atmósfera.

La funcionaria apuntó que esta capital puede “mostrar a otras ciudades el camino hacia la creación de una sociedad libre de (combustibles) fósiles”. No obstante, apuntó que ahora hay que trabajar para “ser climáticamente positivos y comenzar a capturar y almacenar dióxido de carbono”.

El objetivo de las autoridades es llegar a cubrir en 2030 toda la calefacción urbana de la capital de un país frío, con una temperatura media anual de siete grados Celsius.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.