[dropcap]C[/dropcap]ientíficos peruanos, que investigan el cambio climático, son capacitados en Estados Unidos en el uso del software de prospección para brindar una visión estratégica y de futuro, necesario para contrarrestar efectos negativos en la agricultura de nuestro país, informó el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) de Perú.

Roberto Santos Gueudet, jefe del INIA explicó que el acuerdo contempla la capacitación de técnicos y el uso de herramientas tecnológicas que den visos de prospección sobre qué podría estar pasando con el clima.

 photo cambioclimaticoperu2.jpg

Investigación fortalecida

De esta manera, los investigadores del INIA, con apoyo de Usaid-Perú, trabajarán directamente con expertos del ARS, fortaleciendo la investigación cooperativa entre ambas instituciones, en materia de adaptación de la agricultura al cambio climático.

El jefe del INIA afirmó que hay que tener en cuenta que el cambio climático está afectando la agricultura, ganadería y la parte forestal, por lo que se requiere hacer frente a esta situación generando políticas específicas que ayuden a mitigar el problema.

El funcionario sostuvo también que las pérdidas son causadas por la aparición de plagas que antes no existían tanto en la costa como en diferentes pisos altitudinales, el estrés hídrico, la falta de agua, en otros casos inundaciones, la recurrencia de heladas, entre otros factores.

Amazonia-Peruana2

Problemas en la producción de alimentos

Santos mencionó que pueden estimarse pérdidas por el orden de los 3,000 millones de nuevos soles que puede resultar no significativo comparado con el PBI equivalente a  541,000 millones de nuevos soles aproximadamente, pero para el agricultor y el concepto de seguridad alimentaria futura definitivamente sí toma importancia.

Estas condiciones afectan la capacidad de la biósfera en la producción de alimento para la población humana, animales domésticos y vida silvestre. Los efectos totales del cambio climático en la agricultura dependerán del balance de estos efectos, por ello es importante la evaluación para saber qué podría ayudar a desarrollar medidas propias de adaptación de cultivos y sistemas agrícolas, tomando en cuenta las condiciones locales.

La agricultura intensiva contribuye significativamente al cambio climático, primero a través de la producción y el incremento de los gases de invernadero como dióxido de carbono, metano y óxido nitroso, también por la alteración de la cubierta del suelo, con la cual puede cambiar la habilidad de absorber o reflejar el calor y la luz.

Fuente: http://www.andina.com.pe, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.