Un estudio de la Universidad de Stanford publicado esta semana alertó que los pequeños sismos inducidos por el fracking (tecnología para la producción de gas y petróleo) pueden generar terremotos de alta intensidad en el futuro.

Los autores estudiaron la actividad telúrica en Arkansas, sureste de Estados Unidos, donde ocurrieron dos mayores réplicas después de temblores menores entre 2010 y 2011.

fracking

Más de 14 mil sismos no reportados

Los científicos crearon un algoritmo para efectuar un análisis retrospectivo de la actividad sísmica en esa localidad y así detectar los movimientos ligeros generados por el fracking. Esa práctica del sector energético nortemericano consiste en la inyección de un fluido a gran presión a los suelos para romper rocas y liberar el gas natural atrapado en su interior.

Gracias al algoritmo, los investigadores encontraron que ocurrieron más de 14 mil sismos de baja intensidad no reportados en Arkansas.

Según el estudio, la mayoría de esos episodios fueron resultado directo de operaciones de fractura en 17 de los 53 pozos de producción en la zona.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.