[dropcap]Y[/dropcap]unnan, una provincia en el suroeste de China, famosa por sus hermosas montañas y aguas claras, está perdiendo cada vez más estanques y arroyos en lo que se denomina «la gran sequía».

Este es el tercer año consecutivo de sequía, más de 3 millones de personas y 1,6 millones de cabezas de ganado están encontrando diversos grados de dificultad en el acceso al agua potable.

Pérdidas económicas

Con poca o ninguna lluvia desde el invierno pasado, la escasez de agua en algunas ciudades y pueblos es tan grave que se suspendieron las actividades de manufactura y minería. La pérdida económica directa de toda la provincia relacionada con la sequía se estima actualmente en 1,6 millones de dólares.

Kong Chuizhu, vicegobernador de Yunnan, dijo en una reunión el 27 de febrero que 273 ríos y 413 embalses se secaron, y el total restante de agua almacenada en los embalses en toda la provincia es sólo de 151 millones de pies cúbicos, informó la prensa estatal Xinhua.

[box_dark]En un informe del 20 de febrero, Xinhua también dijo que la agricultura local sufre graves pérdidas, afectando a 648 mil hectáreas, de los cuales 63 mil hectáreas están tan devastadas que los cultivos ahora son inutilizables.
[/box_dark]

Agua contaminada

Lo que empeora las cosas, es que la escasa cantidad de agua en el fondo de los estanques y ríos está en general muy contaminada.

Un agricultor en el condado de Luoping dijo que el río, que pasa por su pueblo, solía ser muy ancho. El agua era tan limpia que las personas podían beberla directamente. Hoy en día, el caudal está sustancialmente reducido y contaminado. Los aldeanos no se atreven ni a dar de beber a sus búfalos con esa agua, ni mencionar beberla ellos mismos.

Fuente: La Gran Época, Agencias

Artículo original de lagranepoca.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.