Diez personas fueron detenidas en la provincia meridional china de Yunnan por matar a un oso panda, una especie en grave peligro de extinción, con el fin de vender su piel y otras partes de su cuerpo, informó el diario oficial Global Times.

En la operación policial, llevada a cabo en la localidad de Zhaotong, se encontró la piel del animal, 9,75 kilos de su carne, su vesícula biliar y varios huesos del cráneo, informaron las autoridades provinciales de seguridad pública.

panda01

Crimen involuntario

Dos de los detenidos son una pareja de hermanos apellidados Wang, principales sospechosos de haber matado al panda el 4 de diciembre de 2014, ayudados de escopetas y un perro de presa, y el hombre que compró la piel, apellidado Wu.

Según la televisión estatal CCTV, los hermanos mataron involuntariamente al oso panda, ya que su objetivo era cazar al animal que había matado a una de sus ovejas y en su búsqueda del predador dispararon al animal protegido.

Es la primera vez en siglos que se tienen noticias de osos panda en estado salvaje en Yunnan, provincia situada a cientos de kilómetros al sur del hábitat más frecuente de estos animales (los bosques de montaña de la vecina provincia de Sichuan). De acuerdo con el código penal chino, matar o apresar animales protegidos puede ser castigado con penas de hasta 10 años de prisión.

Actualmente viven unos 1.600 ejemplares de osos panda en estado salvaje, a los que hay que añadir otros 300 en cautividad, entre ellos muchos que China presta a zoológicos de todo el mundo.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.