Activistas por los derechos animales chinos en Guangxi interceptaron un camión de perros en las afueras de la ciudad de Yulin, a pocos días del inicio del nefasto festival de carne de perro. El camión llevaba 68 canes aterrorizados y exhaustos que se dirigían a los mataderos de Yulin, después de haber soportado un largo viaje por carretera sin comida ni agua.

Los activistas continúan pidiéndole a las autoridades de Yulin establecer más puestos de control en las carreteras para detener y confiscar perros de los camiones que entraban, pero en ausencia de una acción oficial tomaron el asunto en sus propias manos y detuvieron el camión por sí mismos.

perros rescatados festival de yulin

Activistas que hacen el trabajo del gobierno

Los 68 perros estaban tan apretujados en jaulas de alambre oxidado en el calor sofocante que apenas podían moverse, y se los encontró jadeando y traumatizados. Muchos de los perros se encontraban en mal estado físico con los ojos infectados y varios mostraban comportamientos que indicaban a los activistas que se trataba de mascotas robadas.

Liang Jia, un activista de Guangxi, dijo: “Fue muy frustrante ver llegar camiones llenos de perros a Yulin cuando se suponía que las autoridades debían detenerlos y confiscarlos. Así que decidimos salvar a algunos animales nosotros mismos y esperamos en la carretera a que llegara el próximo camión. Cuando apareció, lo detuvimos y convencimos al conductor del camión de que entregara los perros porque claramente se trataba de mascotas robadas para las que no tenía el papeleo legalmente requerido. Los perros nos ofrecieron su pata como una mascota en casa, y tenían dientes sanos, lo que significa que alguien los estaba cuidando antes de que los robaran. Las autoridades de Yulin tienen la responsabilidad de proteger la salud pública, incluso si tampoco se preocupan por los animales. Estos pobres perros parecen enfermos y afortunadamente ahora recibirán atención veterinaria, pero quién sabe qué enfermedades podrían portar y que terminarían transmitiendo en el mercado de alimentos”.

Los perros fueron trasladados a una instalación temporal para descansar, recuperarse y recibir atención veterinaria antes de emprender el viaje a un refugio apoyado por Humane Society International.

perros rescatados festival de yulin

Luchan por el fin de este brutal comercio

“Estos activistas son una muestra de una nueva generación en China que se opone firmemente al comercio de carne de perro y gato y está preparada para acabar con esto en lugares como Yulin. La verdad es que la mayoría de los chinos, incluidos los de Yulin, no comen perros”, dijo el Dr. Peter Li, especialista en políticas de China para Humane Society International, organización que apoya el cuidado de perros rescatados del comercio de carne en ese país.

El sufrimiento de estos animales en Yulin es, por supuesto, una tragedia, pero debemos pedir el fin de este brutal comercio todos los días en China, no solo unos pocos días en junio en una ciudad. HSI aborda el problema de la carne de perro durante todo el año y el país aboga por el fin del comercio de carne de perro y gato.

perros rescatados festival de yulin

“Afortunadamente, estos 68 perros ahora están a salvo después de lo que debe haber sido una terrible experiencia, pero para miles de perros más en Yulin y millones en todo el país, la crueldad continúa. Mediante el robo de perros, el transporte transprovincial ilegal y la matanza inhumana, el comercio no solo somete a los animales al sufrimiento, sino que también pone en riesgo la salud pública con el potencial de propagación de la rabia y otras enfermedades zoonóticas. Estas son razones de peso para que las autoridades chinas pongan fin a este comercio de una vez por todas”, concluyó Li.

Tu también puedes ayudar a frenar esta atrocidad, click aquí para más información:

https://www.hsi.org/

Fuente: https://www.hsi.org/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.