40 mil personas colmaron la noche del 20 de Mayo la emblemática Alameda de Santiago en desaprobación al megaproyecto energético de Hidroaysén, considerado un golpe mortal a la Patagonia del país.


Los manifestantes marcharon en forma pacífica, portando banderas y carteles en defensa del ambiente y en contra de la mencionada iniciativa, consistente en la construcción de cinco represas en los ríos Baker y Pascua de la austral región de Aysén.

Acción simultánea en más de 30 ciudades

Aunque hubo santiaguinos de todas las edades, incluidos niños y personas de avanzada edad, predominaron en la marcha los jóvenes, vestidos muchos de negro en señal de luto por el reciente visto bueno de una comisión gubernamental a la megacentral hidroeléctrica.

Convocadas por la organización Acción Ecológica, las movilizaciones del pasado viernes tienen lugar simultáneamente en más de treinta ciudades de Chile y también en otros países.


Daño irreversible

El Gobierno, que mostró su beneplácito por la aprobación técnica de la iniciativa, alega su necesidad a partir de la supuesta emergencia energética que vive el país.

Sin embargo, connotados referentes políticos y sociales ponen en duda el discurso de La Moneda y se pronuncian por una matriz energética más centrada en fuentes de energía no convencionales, como la eólica, la geotérmica y la solar.

Organizaciones ecologistas insisten en que Hidroaysén destruirá la Patagonia de Chile y dañará en forma irreversible seis parques nacionales, 11 reservas, 26 sitios de conservación, 16 humedales y más de 30 áreas protegidas.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.