Una investigación chilena sobre si los intentos de trasladar una manada de chinchillas para dar paso a una mina de oro dañaron a los animales en peligro de extinción debería completarse en los próximos meses, dijo a la agencia Reuters el jefe del regulador ambiental.

Gold Fields Ltd de Sudáfrica (GFIJ.J), que está construyendo la mina Salares Norte de $860 millones en lo alto de las montañas de los Andes, ha estado trabajando con las autoridades chilenas desde 2020 para reubicar las chinchillas. La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) ordenó en noviembre de 2020 detener los esfuerzos para reubicar 25 chinchillas luego de que una de las cuatro trasladadas hasta ahora sufriera una fractura en la pata y otras dos murieran.

Víctima de la caza

Cristóbal de la Maza, jefe del regulador ambiental, dijo el martes que estaba sopesando un hallazgo de falla grave, que podría resultar en una multa o la suspensión de los permisos ambientales de la mina, lo que podría detener el proyecto. “Ahora mismo la investigación está cerrando y esperamos poder establecer en los próximos meses si la empresa cumplió con las medidas establecidas en su permiso ambiental”, dijo.

Un vocero de Gold Fields dijo que la compañía esperaría el resultado de la SMA y cualquier orientación sobre cómo mejorar la estrategia de reubicación, que según el vocero fue desarrollada por expertos ambientales independientes y aprobada por el regulador. “Dado que las dos chinchillas supervivientes parecen estar sanas y prosperando, hay lecciones de su reubicación que podrían aplicarse, pero no queremos adelantarnos a las recomendaciones de la SMA”, dijo Gold Fields por correo electrónico.

La compañía dijo que las actividades de construcción en el proyecto estaban bien encaminadas en áreas donde los expertos ambientales dicen que no viven chinchillas. Cazada durante siglos por su piel gruesa y suave, la chinchilla de cola corta está clasificada como en peligro crítico y solo se encuentra en lo alto de la Cordillera de los Andes.

La evaluación de impacto ambiental original del proyecto minero comprometía la remoción de 25 chinchillas de afloramientos rocosos en el sitio previsto de la mina. El proyecto para trasladarlos, que costó 400.000 dólares, comenzó el pasado mes de agosto. Gold Fields había planeado completar la construcción a fines de 2022, para comenzar la producción en 2023.

Fuente: https://www.reuters.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.