Autoridades chilenas asociaron recientemente el brote de hantavirus que se desató en el país a la magnitud de los incendios forestales, causantes del cambio de hábitat de los agentes trasmisores de la enfermedad.

Los focos incendiarios han provocado que los roedores salgan de las zonas quemadas y se acerquen a lugares poblados, que tienen agua, comentó la ministra de Justicia, Patricia Pérez.

Problema ecológico

Precisó en ese sentido que la cárcel El Manzano, situada en la región del Bío Bío y donde se detectaron los primeros casos con el peligroso virus, está próxima a un río. Concordó con ese punto de vista el subsecretario de Salud, Jorge Díaz, quien infomó además que hasta el momento hay unas 40 personas, entre reos y policías del citado presidio, que están bajo observación como potenciales enfermos.

El hanta es un virus que se aloja en algunos ratones silvestres, como el llamado colilargo y que se trasmite a los seres humanos, ocasionándoles fiebre hemorrágica con síndrome renal o el conocido síndrome pulmonar, ambos con un alto índice de mortalidad.

El contagio puede producirse al respirar aire contaminado con heces, orina y saliva de ratones infectados, al manipular a los roedores o alimentos, aguas o lugares donde ya esté presente la infección. También por la mordedura directa del ratón.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.