El Gobierno chileno no descarta que algunos de los incendios que están arrasando miles de hectáreas en el sur del país tengan “intenciones políticas o económicas”.

“No quiero aventurar (hipótesis) pero, la verdad de las cosas, pudiera haber alguna intencionalidad que pudiera tener que ver en parte con el Gobierno, en parte con algunas empresas“, declaró el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter.

Sospechas e investigaciones

Durante una inspección terrestre por el municipio de Ránquil, en la región del Biobío, el funcionario insinuó que algunos de los incendios pudieron ser provocados ya que fueron detectados varios focos separados ardiendo simultáneamente.

“La hipótesis de la intencionalidad no la podemos descartar, por cómo han surgido y se han desarrollado” algunos de los fuegos en esa zona, dijo el titular de Interior, quien ha dado instrucciones a la Policía de Investigaciones para que averigüe las circunstancias de estos siniestros.

El titular de Agricultura, Luis Mayol, quien asumió como ministro el pasado jueves, agregó que resulta sospechosa la coincidencia en el tiempo de varios focos en la región, motivo por el cual se ha abierto una investigación. La única persona procesada hasta el momento por los incendios es el excursionista israelí Rotem Singer, a quien las autoridades chilenas acusan de ser el autor por negligencia del incendio forestal en Torres del Paine.

Grave delito contra la biodiversidad

Los incendios forestales en el sur de Chile no sólo han arrasado con más de 40 mil hectáreas y cobrado la vida de una persona, sino también han afectado a la biodiversidad que alberga especies de árboles nativos y animales autóctonos que no se hallan en ningún otro punto del planeta en la zona declarada reserva de la biósfera por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

En el Paine se encuentran árboles de la Patagonia como la lenga y el ñirre, además de animales como el huemul, un ciervo cuya imagen forma parte del escudo nacional y está en peligro de extinción, así como muchas otras especies propias de la región.


El gerente de Áreas Silvestres Protegidas de la Corporación Nacional Forestal de Chile (Conaf), Eduardo Katz, precisó a agencias internacionales que el incendio en el Parque impacta negativamente en la flora y fauna. Destacó que en el caso del huemul, una especie muy delicada, la lograron recuperar en Torres del Paine por lo que la Conaf ha trabajado durante 40 años en su conservación “y hemos sido bastante exitosos”.

El titular de Conaf resaltó que las poblaciones de guanacos y de ñandúes “han podido escapar rápidamente y no tenemos evidencia de que se hayan visto afectadas (…) También hay mamíferos intermedios como algunos gatos silvestres o zorros, que son abundantes, y esperamos que hayan podido tomar buen resguardo”

Fuente: EFE, Correo del Orinoco, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.