La Dirección Meteorológica de Chile pronosticó una ola de calor en los comienzos del 2012 en el centro sur del país, con temperaturas que podrían superar los 34 grados Celsius.

De hecho, en los valles centrales y en algunas localidades de las regiones de Valparaíso y Metropolitana, donde está situada esta ciudad, los termómetros estuvieron por encima de lo normal en el cierre de 2011.

La Niña sería la responsable

Según Cynthia Bravo, jefa de turno de la Dirección Nacional de Meteorología, el pronóstico climático indica la permanencia del fenómeno La Niña sobre territorio chileno hasta el mes de marzo, lo que traerá consigo un verano muy caluroso en el país.

Los expertos advierten sobre todo a las personas que practican actividades de alta exigencia física en horarios o zonas con alta temperatura. Es muy peligroso, insisten.

Según explican, se puede producir una alteración del equilibrio homeostático, dolor de cabeza, vómito, aletargamiento, pérdida de conciencia e incluso, la muerte por arritmia, debido a la pérdida de sales minerales que repercuten en la actividad eléctrica del corazón. El intenso calor del verano chileno ha favorecido además la propagación de incendios forestales en varias regiones del país.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.