La empresa petrolera estadounidense Chevron declaró estar “ofendida” por las sanciones impuestas por el gobierno luego de la fuga de crudo en alta mar, durante un error en una perforación del suelo marino, frente a las costas de Rio de Janeiro.

“Las medidas fueron innecesarias, estamos ofendidos y sorprendidos. Chevron está en Brasil desde 1915. Llamar a Chevron de negligente es algo prematuro”, dijo el presidente de la empresa para América Latina y Africa, el iraní Ali Moshiri.

“Informaciones falsas”

Moshiri rechazó así la sanción de la Agencia Nacional de Petróleo (ANP), ente regulador, que acusó a Chevron de mentirle al gobierno sobre el derrame y su plan de emergencia para contenerlo. El derrame ocurrió el 7 de noviembre pasado en una perforación de Chevron en el Campo de Frade, en la que es la titular de la operación de extracción.


Según la ANP, la mancha negra fue advertida sólo por un buque de Petrobras, a 160 kilómetros de la costa de Rio de Janeiro, y Chevron envió informaciones “falsas” a la autoridad gubernamental. Chevron recibió una multa de 30 millones de dólares por parte del Instituto de Medio Ambiente (Ibama) por crimen ambiental al tiempo que le fueron retiradas varias concesiones de explotación petrolera en suelo brasileño.

Fuente: ANSA, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.