El lobo ibérico (Canis lupus signatus) poblaba casi toda la península pero entre el 1950 y 1970 llegó casi a su extinción. Durante esas dos décadas el lobo era considerado una alimaña que se debía exterminar. Fue a partir de los años 90 cuando, gracias a las corrientes conservacionistas, se decidió proteger la especie y la aplicación de la Directiva Europea Hábitats consiguió salvarlo e incrementar su cantidad, sobre todo en el norte de España.

Este aumento de la población de lobo en la península no ha gustado al sector ganadero que no ha sabido adaptarse a la presencia de este animal. En Álava solo queda un lobo, un único ejemplar registrado en toda la provincia, pero pronto podría no haber ninguno. La fuerte presión del sector ganadero de la zona de Gibijo (Álava) ha llevado a la Diputación de Álava ha declarar un permiso de 14 días para poder cazarlo.

Medidas preventivas

Ahora mismo, todos estos cazadores disponen de 12 días para dar con el animal, pero por ahora sigue vivo. Según el colectivo ecologista Ekologistak Martxan, la Diputación Foral de Álava ha autorizado batidas para que los ganaderos cacen al animal.

Esta polémica decisión, que ha encendido las redes sociales, se debe a las quejas de los ganaderos en los últimos meses. Estos aseguran que una pareja de lobos ha causado “numerosos daños” a sus animales. El año pasado más de 200 animales murieron o fueron heridos por el supuesto ataque de esta pareja de lobos. Ahora se supone que solo queda uno de los dos ejemplares que había en Álava.

Antes de autorizar la caza del animal, la Diputación animó a los ganaderos afectados a tomar medidas preventivas. Desde Ekologistak Martxan y el Grupo Lobo de Euskadi afirman que nunca se han tomado estas medidas preventivas, por eso, creen que no debería permitirse su caza.

Especie en peligro

Ambas plataformas han puesto en marcha una recogida de firmas para evitar el exterminio del último lobo alavés. Dicha petición tiene más de 108.000 firmas recogidas en Change.org a día de hoy, aunque por el momento no ha conseguido revocar la decisión de la Diputación. Las dos organizaciones han criticado duramente la inexplicable decisión de la Diputación a solo cinco días de que se debata en el Gobierno Vasco si el lobo debe incluirse en Catálogo Vasco de Especies Amenazadas.

“El lobo es una especie protegida en Europa y que actualmente se encuentra en un estado crítico en el País Vasco sin ningún grupo reproductor, por ello, el Gobierno Vasco ha iniciado el procedimiento de inclusión de la especie en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas”, aseguran desde Grupo Lobo de Euskadi. “Es totalmente incongruente e irresponsable que mientras está abierto el expediente de catalogación del lobo en el País Vasco, la Diputación alavesa permita la eliminación de ejemplares. Debemos parar este despropósito”, añade.

Por su parte el colectivo ecologista Ekologistak Martxan ha anunciado que va a poner en conocimiento de la Comisión Europea los hechos y en especial que se haya puesto como “excusa” para permitir la caza del lobo en Álava el proyecto LIFE Oreka Mendia financiado por fondos europeos y que tiene como objetivo mejorar la conservación de especies y hábitats amenazados.

Firma aquí para detener esta matanza:

http://chng.it/YGbssdtKvP

¡Quieren matar al último lobo de Araba!

Fuente: https://www.lavanguardia.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.