Esta semana se produjo la muerte trágica y sin sentido de dos jirafas blancas extremadamente raras, una madre y su cría, en el noreste de Kenia. Según las imágenes enviadas por la comunidad local, las jirafas fueron encontradas en un estado esquelético después de ser asesinadas por cazadores furtivos armados.

Mohammed Ahmednoor, gerente del Centro de Conservación Ishaqbini Hirola, dijo en un comunicado el pasado martes: “Este es un día muy triste para la comunidad de Ijara y Kenia en general. Somos la única comunidad en el mundo que custodia a la jirafa blanca. Estos asesinatos son un duro golpe para los avances alcanzados por la comunidad en la conservación de especies raras y únicas, y un reclamo ante la falta de apoyo a los esfuerzos de conservación».

Cacería diaria

Después de su descubrimiento en 2017, la jirafa blanca hembra fue noticia por su piel blanca única. Es blanco pero no albino, debido a una condición conocida como leucismo. A diferencia del albinismo, los animales con leucismo continúan produciendo pigmento oscuro en sus tejidos blandos, por lo que sus ojos eran de color oscuro.

«Estoy desconsolada y no tengo palabras», dijo Raabia Hawa, fundadora de Walk With Rangers en un comunicado enviado al portal World Animal News. «Esto debería servir como una llamada de atención para todos nosotros, la caza furtiva de elefantes puede haberse reducido, pero eso no debería significar que ignoremos otras especies», continuó Hawa.

«Estas dos jirafas han salido en las noticias porque eran raras, pero las jirafas y otras especies silvestres se cazan a diario y tenemos que continuar nuestros esfuerzos para protegerlos a todos porque son vitales para la supervivencia de nuestro ecosistema. La caza furtiva de animales silvestres por su carne es un tema importante y a menudo ignorado”, concluyó Hawa.

Un crimen sin sentido

El año pasado, Northern Rangelands Trust anunció que la jirafa blanca hembra había dado a luz a una cría blanca macho, con lo que el total era de tres jirafas blancas en el país. Lamentablemente, después de este trágico incidente, solo queda un macho solitario.

“Esta es una pérdida a largo plazo dado que los estudios e investigaciones genéticas que fueron una inversión significativa para el parque por parte de los investigadores, ahora se han ido por el desagüe. Además de esto, la jirafa blanca fue un gran impulso para el turismo en la zona», continuó Ahmednoor.

Los cazadores furtivos no han sido identificados y su motivo para matar a las jirafas blancas aún no se conoce. El Servicio de Vida Silvestre de Kenia, el principal organismo de conservación en el estado de África Oriental, dijo que está investigando los asesinatos.

Fuente: https://worldanimalnews.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.