[dropcap]A[/dropcap]l menos 26 elefantes murieron a manos de un grupo de cazadores furtivos en el Parque Nacional Dzanga-Ndoki en la República Centroafricana la semana pasada, denunciaron representantes del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Los cazadores ilegales se dirigieron a Dzanga Bai, un área abierta en la cual se reúnen a diario entre 50 y 200 elefantes para tomar nutrientes y sales minerales en las arenas.

elefantesmuertos

Disminución de un 62% de elefantes

Este sitio es conocido por los lugareños como el «pueblo de los elefantes», debido a las manadas de paquidermos que se reúnen allí cada día.

Todos los elefantes asesinados tenían sus colmillos arrancados, declaró a la prensa Jules Caron, director de comunicaciones para el programa de lucha contra la caza furtiva de WWF en África central.

De acuerdo con la Sociedad de Conservación de Vida Silvestre, unos 25 mil elefantes africanos mueren anualmente a causa del tráfico ilegal de marfil. Las poblaciones de esta especie han disminuido 62% en los últimos 10 años.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.