Los artículos de plástico ahora se consideran oficialmente tóxicos según la Ley de Protección Ambiental de Canadá (CEPA), una medida que los activistas ambientales han descrito como un “mensaje audaz” para la industria del plástico. La decisión de incluir los plásticos como tóxicos bajo CEPA se produjo a pesar de los múltiples intentos de bloqueo de grupos de presión respaldados por la industria, allanando el camino para la propuesta del gobierno de prohibir una serie de artículos de un solo uso.

El gobierno federal canadiense anunció la adición de productos fabricados con plástico como tóxicos bajo el Anexo 1 de CEPA a principios de este mes, una decisión que ayudará a impulsar el plan para prohibir ciertos artículos de plástico de un solo uso propuesto por primera vez el año pasado. La medida ha sido aclamada como una victoria contra la industria canadiense de plásticos de 29 mil millones de dólares, que ha estado financiando una serie de grupos de presión para bloquear la medida.

Peligro para el ambiente y la salud humana

Los informes del National Observer han detallado los esfuerzos sostenidos de las empresas de envases de plástico y alimentos para tratar de disociar la palabra “tóxico” de sus productos. “Agregar artículos fabricados con plástico … nos ayudará a avanzar en nuestro plan integral para mantener los plásticos en la economía y fuera del medio ambiente”, dijo Moira Kelly, secretaria de prensa del ministro de medio ambiente de Canadá, Jonathan Wilkinson.

“Nos permitirá implementar nuestra prohibición propuesta de ciertos plásticos de un solo uso dañinos, responsabilizar a los productores de sus desechos plásticos e introducir estándares de contenido reciclado”. Greenpeace Canadá ha descrito la decisión del gobierno federal como un “mensaje audaz” para la industria de que “el plástico está dañando el ambiente y el gobierno no cederá ante la presión de la industria”.

“Este es el paso crítico. Es la clave que abre tantas posibilidades para ayudarnos a abordar la crisis de la contaminación plástica”, dijo Ashley Wallis, activista de plásticos de Oceana Canadá. La inclusión del plástico como tóxico bajo CEPA siguió a una evaluación científica preliminar sobre la contaminación plástica en el país realizada el año pasado, que proporcionó evidencia de que este material daña directamente el ambiente, la vida marina y la vida silvestre. Las sustancias pueden considerarse tóxicas según CEPA si se ha demostrado que son un peligro para el mbiente, la biodiversidad o la salud humana.

Solo se recicla el 10% del plástico

Actualmente, de los 3,3 millones de toneladas de plástico que se consumen cada año en Canadá, solo el 10% se recicla, y la cantidad restante se destina a vertederos, incineradores o termina contaminando ríos, lagos y océanos.

Los activistas han destacado que sin una drástica represión sobre el consumo de plástico, la industria también seguirá impulsando la destrucción de petróleo y gas además de la crisis de residuos, lo que obstaculizará la capacidad del país para mantener bajas sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Ottawa ha propuesto implementar una prohibición sobre seis artículos de plástico de un solo uso, pero los ambientalistas dicen que debería haber una red más amplia de productos de plástico incluidos en la prohibición, ahora que dichos productos se consideran oficialmente tóxicos por ley.

Greenpeace Canadá dijo en un comunicado que está “abogando por una prohibición más completa, incluidos los artículos que se encuentran con mayor frecuencia en el medio ambiente, como vasos y tapas, botellas y tapones, envases de poliestireno, envoltorios y filtros de plástico para cigarrillos”.

Ya basta de soluciones falsas

“El plástico está en todas partes: en los alimentos que comemos, el aire que respiramos y el agua que bebemos. La decisión del gobierno federal de declarar el plástico tóxico es encomiable, y ahora el gobierno debería dejar de financiar la industria del plástico”, comentó Laura Yates, activista de la organización.

“No hay más tiempo que perder en soluciones falsas de la industria como el reciclaje y los bioplásticos. Lo que necesitamos es una implementación rápida de una prohibición fuerte y el apoyo federal para innovar nuevos sistemas que no dependan de los desechables”.

Fuente: https://www.greenqueen.com.hk/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.