La Orquesta Sinfónica de Venezuela, presenta un nuevo logo y slogan: TOCANDO LA CONCIENCIA ECOLÓGICA, para promover a través de sus canales de comunicación, desde un concierto, su página web, sus redes sociales, sus grabaciones discográficas y todas sus actividades –incluyendo su proyecto socioeducativo La OSV en mi Escuela; mensajes de carácter ecológico, de apoyo a la conservación de nuestro ambiente y que fomenten también la participación ciudadana.

No es de extrañar esta iniciativa ya que la Orquesta Sinfónica de Venezuela, compuesta por más de 90 músicos y docentes, cumple con un papel cultural y educativo al mismo tiempo y su personal  está consciente del profundo nexo que existe entre la música y la naturaleza: “Los grandes compositores de música clásica y contemporánea se han inspirado en la naturaleza, en los paisajes, incluso en las bulliciosas y dinámicas ciudades para componer maravillosas melodías, y como intérpretes nosotros también debemos recurrir al sonido de la tierra para extraer la fuerza y la pasión que ponemos en cada expresión musical”, comentó Alejandro Montes de Oca, Presidente de la Sociedad Orquesta Sinfónica de Venezuela.

Mensaje contundente

Agregó el directivo que los músicos de la OSV han establecido un consenso total en torno a este tema: “Somos ciudadanos además de músicos y profesores, y estamos al tanto de lo que ocurre con el planeta y el medio ambiente y ya que tenemos la oportunidad de contactar a tanta gente, qué mejor manera entonces de compartir un mensaje ecológico que promueva una mayor conciencia sobre el cuidado del planeta y sobre todo de la biodiversidad de nuestro país”, puntualizó Montes de Oca.

En el repertorio musical de la OSV hay muchas obras que han sido inspiradas por la naturaleza, como el caso de Beethoven con su Sinfonía Nº 6 “Pastoral” que evoca al campo y su amplia gama de sonidos, Strawinsky en “Consagración de la Primavera” muestra en este ballet la creación del mundo desde el punto de vista musical del propio compositor, y a nivel latinoamericano, tenemos a “Janitzio” de Silvestre Revueltas o  “Tocatta Bachiana” de Aldemaro Romero, incluso la obra “Kanaima” de Yuri Hung, todas compuestas a partir de las propias experiencias de sus autores con el medio ambiente que los rodeaba.

Finalmente, Montes de Oca comentó que cada músico de la OSV ha establecido el compromiso de usar el sentido común en las actividades diarias: “ahorrar energía, mantener limpios los espacios públicos, cuidar de la naturaleza, reciclar cuando sea posible y cuidar de nuestros instrumentos, por ejemplo, ya que son un regalo que la misma naturaleza nos ha dado. Son muchas cosas las que podemos hacer con los recursos que tenemos y la educación sobre este tema es necesaria. Nos convertimos en agentes divulgadores y en embajadores para promover este mensaje”.

Fuente: Correo del Orinoco, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.