Los tristes sucesos en Japón y la necesidad de afrontar cuestiones ambientales han tenido repercusiones incluso en la política europea. Los funcionarios de la Union Europea se muestran preocupados por el tema del desarrollo sostenible y las cuestiones ambientales. Además, la inestabilidad política en Oriente Medio incentiva a Europa para buscar nuevas alternativas a los combustibles importados.

La Comisión Europea de Transporte inauguró recientemente el plan ‘Una área europea de transporte’, con 40 iniciativas concretas para la próxima década. Dicho plan tiene por objetivo desarrollar un sistema de transporte competitivo en el que se pueda incrementar la movilidad, incentivar el crecimiento económico y estimular el empleo.

Reducción del transporte automotor individual

No obstante, la nueva iniciativa propuesta por el Comisariado de Transporte implica la reducción del uso del petróleo importado y, por lo tanto, sustanciales recortes del uso del transporte individual. Se trata de reducir en el futuro el uso de vehículos con motor diésel o gasolina, que son las principales fuentes del efecto invernadero.

Según ese documento, para el año 2030 las emisiones que producen efecto invernadero deben ser reducidas en una quinta parte y para el año 2050 se prevé reducir las emisiones de carbono en un 60%.

Estratégicamente el plan sugiere limpiar las ciudades europeas de los carros que utilizan combustibles fósiles. Además, en el sector aviación se proyecta reemplazar aproximadamente el 40% del combustible regular por biocombustibles mucho más ecológicos.

Plan a largo plazo

El comisario de Transporte de la UE, Siim Kallas, opta por el uso del transporte público en lugar del transporte individual. Durante la presentación del plan de transporte europeo, Kallas comentó a los periodistas: “Los trenes, aviones y barcos duran décadas”, mientras los vehículos individuales duran mucho menos.

Sin embargo Greenpeace Europa no está de acuerdo con este plan porque el documento de la Comisión Europea está hecho a largo plazo. Esto significa que en el futuro más cercano a nivel europeo no se tomarán medidas drásticas para afrontar el cambio climático y el efecto invernadero.

Fuente: RT, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.