[dropcap]E[/dropcap]l cultivo de café arábiga, uno de los más utilizados en el mundo, podría verse muy afectado por el incremento de la temperatura asociado al cambio climático, señalan investigadores etíopes y del centro botánico de Londres.

Etiopía y Sudán, grandes productores del grano, perderían entre el 65 y el 100% de las tierras aptas para su cultivo, indica el estudio, primero en analizar específicamente el potencial impacto del calentamiento global en la producción de café.

Impacto negativo

El peor escenario es que el arábiga salvaje podría estar en extinción para 2080. Esto debería poner en alerta a los responsables políticos acerca de la fragilidad de la especie, explicó Justin Moat, investigador del Real Jardín Botánico de Kew Gardens.

Las variedades de arábiga empleadas en las plantaciones en todo el mundo provienen de un stock genético muy limitado, que carece de la flexibilidad requerida para hacer frente al cambio climático y a otras amenazas, como los pesticidas o las enfermedades, agregan los autores del informe.

Aún cuando no todas las personas están de acuerdo con la investigación, hay quienes aseguran que la variedad seguirá siendo plantada y cosechada, la realidad es que el café arábiga se muestra como una especie muy sensible climáticamente. La conclusión lógica es que la producción de arábiga está fuertemente influenciada por el aceleramiento del cambio climático, y que, en la mayoría de los casos el impacto será negativo para la industria del café, advierte el documento.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.