Las bacterias marinas reducen su tamaño debido al calentamiento global, lo cual podría afectar la capacidad del océano para captar y almacenar dióxido de carbono (CO2) atmosférico, indica un nuevo estudio.

La investigación, liderada por el Centro Oceanográfico de Gijón, del Instituto Español de Oceanografía, fue realizada a partir de datos oceanográficos tomados en la plataforma continental asturiana durante la última década, explican los estudiosos en un comunicado.

 photo bacteriasmarina2.jpg

Reducción de tamaño

El trabajo revela un aumento de la abundancia y a la vez una reducción del tamaño de un tipo de bacterias marinas que se caracteriza por vivir en aguas pobres en nutrientes. Los investigadores del Centro Oceanográfico han constatado un incremento en el número de bacterias heterotróficas marinas, especialmente de las llamadas de bajo contenido en ácidos nucleicos, un grupo característico de aguas pobres en nutrientes, y una reducción generalizada en su tamaño celular.

Este estudio, publicado en la revista Proceedings of the Royal Society B-Biological Sciences, apunta a que esa tendencia podría suponer una disminución en la eficiencia de la bomba biológica responsable del secuestro de CO2 atmosférico en el interior de los océanos.

Según los expertos, el bacterioplancton heterotrófico constituye la mayor biomasa viva del océano y su función en el procesamiento de la materia orgánica de los ecosistemas marinos es fundamental.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.