En los últimos tres meses, un blanqueo masivo de la Gran Barrera de Coral de Australia ha acabado con cerca de la mitad de los corales que se encuentran en la zona norte de la barrera; además dejó grandes tramos con daños menores al sur de la formación, informaron científicos australianos.

Este blanqueamiento es el tercero en 18 años que afecta al arrecife de casi 2600 kilómetros de longitud y el más grave que los científicos han registrado. “En el norte, las tasas de mortalidad son descomunales”, dijo el profesor Terry Hughes, director del ARC Center of Excellence for Coral Reef Studies de la Universidad James Cook de Townsville, Queensland. “La tasa de mortalidad de los corales en esa área se acerca al 50 por ciento, y los efectos del blanqueo todavía no han terminado”.

Lucha por la supervivencia

Sin embargo, en la costa este de Cairns, ciudad ubicada al norte de Queensland, cerca del 95% de los corales han sobrevivido, afirmó Hughes. En los próximos meses, las formaciones menos afectadas por el blanqueamiento deben recobrar su color, aunque es posible que el estrés de la decoloración haga más lenta la reproducción y el crecimiento de esas zonas, declaró.

Esta decoloración ocurre cuando hay un aumento en la temperatura del agua por lo que el coral expulsa algas diminutas y coloridas, y se torna blanco. El coral puede recuperarse si la temperatura baja y las algas, conocidas como zooxanthellae, vuelven a colonizarlo. Si esto no sucede, puede morir. Los científicos que inspeccionaron el arrecife en marzo y abril registraron una tasa de mortalidad del 35% en la zona central y norte que presenta corales blancos.

El blanqueo masivo reduce la disparidad entre los corales que tienen posibilidades de sobrevivir y aquellos que son más vulnerables, lo cual incrementa la tasa de mortalidad en todo el arrecife, afirmó Hughes.

coralgolfodemexico3

Decoloración severa

Verena Schoepf, científica de la Universidad de Australia Occidental, declaró que algunas partes del arrecife de la costa Kimberley sufrieron una decoloración severa pero desigual, y se había registrado una tasa de mortalidad del 15 por ciento. La región Kimberley se extiende por la zona más norteña del estado de Australia Occidental.

“Hemos visto que estos blanqueamientos ocurren de forma sucesiva debido al calentamiento global y el coral no tiene tiempo de recuperarse”, dijo Hughes. “Algunos de los corales más grandes de la parte norte del arrecife, que tenían entre 50 y 100 años, están muertos. No los volveremos a ver”.

Fuente: http://www.nytimes.com, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.