Al león más famoso de Zimbabwe lo llevaron fuera del parque usando como cebo un animal muerto. Lo cazaron con un arco y una flecha, pero quedó 40 horas agonizando. Cuando lo encontraron, le dispararon con una pistola y le cortaron la cabeza, a modo de trofeo. 

Cecil fue descrito como un león «majestuoso», «magnífico» y «nada agresivo», según los defensores del ambiente y los investigadores que lo observaron. «Era un bello animal, con un hermoso pelaje negro, era uno de los animales más hermosos», afirmó Johnny Rodrigues, presidente de la Zimbabwe Conservation Task Force (ZCTF).

 photo leoncecil4.jpg

«No sabía» que era un león protegido

Según lo difundido en un comunicado de esta ONG, el león fue asesinado el 1° de julio y su cadáver fue hallado días después. Para poder matarlo, Cecil fue llevado fuera del parque utilizando como cebo un animal muerto amarrado a un vehículo, que había sido localizado por la noche con un foco luminoso.

Los cazadores habrían intentado destruir el collar que llevaba Cecil, pero no pudieron. Tenía GPS y se lo habían instalado en el marco de un programa de investigación de la universidad de Oxford, para recoger datos sobre su forma de vida y su longevidad.

El cazador Walter Palmer, quien supuestamente pagó 50.000 dólares para matar al animal, abandonó Zimbabwe antes de que estallara el escándalo. Según una fuente cercana al caso, solo pasó una semana en el país a principios de julio, y no fue hasta después de su salida cuando las autoridades del parque y los defensores de la naturaleza alertaron de la muerte de Cecil. Palmer dijo en un comunicado que no sabía que el león estaba protegido y que confió en los guías locales para asegurar una cacería legal.

 photo leoncecil7.jpg

15 años de prisión

El cazador profesional que guió a Palmer, Theo Bronkhorst, entregó la cabeza de Cecil a la policía de Zimbabwe, informa el diario The Telegraph. Bronkhorst, que se había quedado con los restos de Cecil en su casa para curarlo antes de mandarlo a Estados Unidos, dijo que quería darle los restos a las autoridades.

«Yo le aconsejé a mi cliente a entregar la cabeza y la piel del león muerto a la policía tan pronto como vuelva a Bulawayo», dijo su abogado, Givemore Mvhiringi.

 photo leoncecil11.jpg

En Zimbabwe, Bronkhorst fue acusado formalmente el martes por un fiscal, algo que no sucedió con el dueño de una granja donde mataron a Cecil, Honest Ndlovu. Ambos están acusados de ayudar a Palmer, quien supuestamente pagó 50.000 dólares para hallar y matar a un león. Según los cargos, el animal no estaba en la lista de los que podían cazarse. La organización de safaris del país informó que la forma como fue sacado de un parque nacional no fue ética y posiblemente fue ilegal.

Mientras tanto, las autoridades zimbabwenses buscan para su interrogación a Walter James Palmer, quien trató de mantener un bajo perfil, pero de acuerdo con la embajada de Estados Unidos en la capital, Harare, no hay información sobre algún pedido de extradición. Documentos de la corte dicen que Bronkhorst estuvo supervisando la cacería. De ser hallado culpable, enfrentaría hasta 15 años en prisión. Los legajos judiciales no mencionan a Palmer como sospechoso.

Fuentes: AFP, AP, http://www.lanacion.com.ar, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.