[dropcap]I[/dropcap]ndígenas de la etnia mundurucú cedieron sus derechos sobre 23.000 kilómetros cuadrados de tierras en la Amazonía brasileña a la empresa irlandesa Celestial Green Ventures, una de las compañías líderes en el mercado mundial de carbono, ha informado hoy la prensa local.

El negocio, por 120 millones de dólares, no contó con el aval de toda la tribu y está siendo investigado por el Gobierno brasileño, que cuestiona los 30 años de vigor del contrato que impide a la comunidad indígena la extracción legal de madera y los cultivos agrícolas, según revela el diario O Estado de Sao Paulo.

Extraño acuerdo

Las tierras están en el municipio de Jacareacangá, en el norteño estado de Pará, y las autoridades temen que la cesión de los derechos atenten contra la biodiversidad y el desarrollo de ese pueblo indígena, apunta el periódico, que tuvo acceso al contrato.

Otra de las cláusulas cuestionadas es la del libre acceso de la compañía a los territorios indígenas, que por ley son autónomos de autorizar o no la entrada de personas ajenas a su comunidad, incluso del propio Ejército brasileño.

[box_dark]La estatal Fundación Nacional del Indio (Funai) ha registrado treinta contratos similares entre etnias indígenas y empresas europeas dedicadas a la comercialización de créditos de carbono, un mecanismo por el cual se compensa la emisión de gases invernadero por parte de las compañías industriales, principalmente de las grandes potencias.[/box_dark]

Biopiratería

Celestial Green Ventures tiene 16 proyectos en la Amazonía brasileña, que suman casi 200.000 kilómetros cuadrados y equivalen al doble de la superficie de Portugal.

La ministra del Medio Ambiente, Izabella Teixeira, ha afirmado al respeto que Brasil debe “evitar que oportunidades para avanzar en la valorización de la biodiversidad disfracen acciones de biopiratería”.

El representante de la empresa en Brasil, Ciaran Kelly, ha manifestado por su parte que todos los contratos pasan por un “riguroso proceso de consentimiento libre, previo e informado”, por parte de las comunidades indígenas y que atiende las normas internacionales de la regulación del medio ambiente.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.