El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aprobó un recorte del 24% al presupuesto ambiental para 2021 con respecto al nivel del año pasado, según cifras oficiales publicadas este fin de semana, solo un día después de que prometió aumentar el gasto para combatir la deforestación.

Hablando el jueves en la cumbre organizada por el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, Bolsonaro se comprometió a duplicar el presupuesto para la aplicación de la ley ambiental y poner fin a la deforestación ilegal para 2030. El gobierno de Estados Unidos aplaudió esos objetivos, parte de un cambio de tono del líder de extrema derecha, aunque muchos ambientalistas dijeron que no tomarían la retórica en serio antes de ver un progreso real.

“El gobierno debe hacer sus deberes”

Menos de 24 horas después, Bolsonaro firmó el presupuesto federal de 2021 que incluía 2.000 millones de reales (365,30 millones de dólares) para el Ministerio de Medio Ambiente y las agencias que supervisa, frente a los 2.600 millones aprobados inicialmente el año pasado, según el boletín oficial del gobierno. El gasto se puede ajustar a lo largo del año.

“El gesto de dar un discurso ayer no es suficiente”, dijo el congresista Rodrigo Agostinho, líder de la bancada ambiental en el Congreso. “El gobierno de Brasil debe hacer sus deberes”. Bolsonaro vetó una lista de disposiciones presupuestarias ambientales por valor de 240 millones de reales, incluidos los desembolsos para la aplicación de la ley ambiental.

La oficina de Bolsonaro dirigió preguntas al Ministerio de Economía. El ministerio dijo que el presupuesto ambiental ahora estaba en línea con lo que el presidente propuso originalmente, y los vetos contrarrestaron los aumentos de gasto aprobados por el Congreso.

Contradicciones

A última hora del viernes, el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, publicó en las redes sociales una solicitud dirigida al Ministerio de Economía por 270 millones de reales en fondos adicionales para la agencia ambiental Ibama y el servicio de parques ICMBio.

Aún no se ha publicado un presupuesto detallado que enumere los gastos individuales, por lo que no está claro cuánto se reserva para la aplicación ambiental. Un desglose de los vetos de Bolsonaro enumeró 11,6 millones de reales que se recortaron del presupuesto de ejecución del Ibama.

Después de años de presupuestos cada vez más ajustados, los últimos recortes amenazan con paralizar por completo las agencias ambientales, dijo Agostinho.

Fuente: https://www.reuters.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.