El riesgo inminente de colapso de la represa Sur Superior, de la mina de Gongo Soco, ubicada en el estado de Minas Gerais (sudeste), mantiene tensos y aterrorizados a los habitantes del municipio Barón de Cocais. Según la coordinadora nacional del Movimiento por la Soberanía Popular en la Minería (MAM), María Júlia Andrade, la mayor preocupación es con la posibilidad de que el quiebre de un talud genere un movimiento sísmico que comprometa de vez el embalse.

De acuerdo con Andrade, la forma en que las informaciones están siendo emitidas por la empresa Vale, propietaria del depósito, resulta inadecuada, lo que genera ‘pánico y terror’ en la población local. La coordinadora alerta que persiste una preocupación muy grande, después de salir a la luz que existe un talud de la cava de la mina a punto de desmoronarse.

Peligro inminente

Detalló que ‘este problema ya existía, pero solo se conoció ahora. Y el mayor problema es que esta cava está ubicada muy cerca, a unos 300 metros, de la represa, la cual estaba en riesgo máximo hace más de tres meses’. En la evaluación del MAM, ‘la información (sobre los riesgos) se da a cuentagotas y el pánico y el terror están generalizados (en la región). La gente no sabe si el riesgo es real, si la represa va a romper o no, solo que hay un pánico y un miedo por una bomba de reloj sobre sus cabezas’.

‘Una marea de lodo envolverá a toda la ciudad. Muchos ya piensan en qué hacer después, sabiendo que el turismo dejará de existir, así como la actividad minera. La ciudad puede sucumbir’, vaticinó el empresario Luís Felipe Eboli, citado por la estatal Agencia Brasil. Para Eboli, la mayoría de las personas que viven en la región estima que Barón de Cocais ‘va a acabar…la población ya sabe que la ciudad en sí no va a existir más’.

El sábado se hizo un segundo simulacro de emergencia que reunió a cerca de mil 600 personas, cifra que representa el 26,7 por ciento de las más de seis mil esperadas. Con la acción se pretendió reforzar las orientaciones y el entrenamiento de la población residente en la llamada Zona de Seguridad Secundaria del municipio.

Irresponsabilidad de la misma empresa involucrada en otras tragedias

El Ministerio Público de Minas Gerais pronosticó que la represa puede romperse entre el 19 y 25 de mayo. Ante el presagio, la Fiscalía recomendó a Vale adoptar inmediatamente una serie de medidas para esclarecer a la población de Barón de Cocais sobre los riesgos de rompimiento del depósito.

El 25 de enero los diques de contención del depósito de la mina Córrego do Feijão, perteneciente a Vale, quebraron y más de 12 millones de metros cúbicos de residuos minerales y fango arrasó con todo lo que encontró a su paso. Por ese fenómeno se registran 300 muertos y desaparecidos.

La empresa enfrenta por esa desventura una severa presión pública y algunos políticos e inspectores solicitan un caso criminal. Aún no han sido definidas las causas del desastre, pero la principal línea de investigación es la acumulación anormal de agua y la falla en el sistema de drenaje de la represa.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.