El Instituto Brasileño de Medio Ambiente (Ibama), órgano fiscalizador en el país, multó en 170 millones de reales (unos 53,7 millones de dólares) a varias empresas por supuestamente financiar el cultivo de granos en áreas que estaban confiscadas en la Amazonía, informó la entidad.

En su página web, el Ibama indicó que las multas partieron del resultado de una operación conjunta con el Ministerio Público del occidental estado de Mato Groso en donde fueron comprobados el incumplimiento de órdenes de embargo de tierras, prohibidas para cultivos.

amazonasventadetierras

Deforestación y alquiler irregular de tierras

Para el organismo, fueron comercializados irregularmente 148.643 sacos de soya y maíz.
También las autoridades detectaron alquiler irregular de tierras a terceros y deforestación, apuntó la nota de prensa del Ibama, que indicó que los infractores fueron hacendados, empresas ‘tradings’ que comercializaban los granos en el exterior y «un banco», sin citar su nombre.

Según la edición digital del diario O Estado de Sao Paulo, el banco en mención sería el Santander Brasil, cuya multa ascendería a 47,5 millones de reales (unos quince millones de dólares).

La filial brasileña del grupo bancario español indicó que todavía no fue notificada de la decisión, pero manifestó en un comunicado que «el banco resalta que, además de cumplir rigurosamente la legislación vigente, adopta las mejores prácticas del mercado en lo que tiene que ver con políticas socioambientales». Brasil es uno de los líderes mundiales en producción y exportación de soya y maíz y Mato Grosso es el principal polo agrícola para esos granos en el país.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.