El derrame de petróleo que contaminó las costas del nordeste y el estado brasileño Espíritu Santo llegó a las famosas playas de Río de Janeiro, informó el diario Folha de Sao Paulo.

“El material fue analizado por el Instituto de Estudios del Mar Almirante Paulo Moreira (Ieapm) y encontrado compatible con el petróleo encontrado en la costa de la región nordeste y Espíritu Santo”, señaló el Grupo de Monitoreo y Evaluación.

643 localidades afectadas

Este último está conformado por la Armada Brasileña, la Agencia Nacional de Petróleo y el Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables (Ibama). Antes de llegar a Río, el número de sitios afectados por las manchas de crudo, que por primera vez aparecieron el 30 de agosto, era de 643.

La ciudad de Cabo Frío, en la región de los lagos de Río, emitió una nota el lunes para informar que se encuentra en estado de alerta para evitar que el carburante que llegó a la costa nordeste y a Espírito Santo llegue a las playas locales, uno de los principales atractivos turísticos.

Estudiosos alertaron que la llegada del petróleo podría tener un mayor impacto en las zonas de manglares y en las desembocaduras de los ríos que en las propias playas, lo cual podría comprometer el trabajo de pescadores y marineros de la región.

141 animales afectados

Un último balance del Ibama revela que más del 70% de los municipios del litoral nordeste del país tiene mareas negras que comenzaron a aparecer a finales de agosto y se desconocen sus orígenes. De las 117 ciudades dañadas, 112 están en el nordeste y cinco en Espíritu Santo.

El petróleo afectó a 141 animales de la costa, según un nuevo balance del Ibama. De éstos, 100 fueron encontrados muertos y sólo 41 sobrevivieron. Las tortugas marinas son las más afectadas: 96 de diferentes especies fueron contaminadas.

Aún no ha concluido la investigación para determinar el origen del petróleo que contamina las playas brasileñas. Hasta ahora, nadie ha sido acusado por la Policía Federal. La búsqueda del origen del material que contamina la ribera ha sido duramente criticada por los ambientalistas, que acusan al Gobierno de Jair Bolsonaro por su lento actuar.

Según agencias federales, la sustancia es la misma en todas partes: petróleo crudo. El fenómeno afecta la vida de los animales marinos y causa impactos en las ciudades costeras.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.