La semana pasada un informe del World Research Institute (WRI), puso a Brasil como el líder en pérdidas de bosques tropicales registradas en todo el mundo durante 2021.

Según ese informe, durante el año pasado desaparecieron en todo el planeta unas 3,75 millones de hectáreas de bosque primarios tropicales húmedos, de las cuales correspondieron a Brasil cerca de 1,5 millones de hectáreas, en su mayor parte de la región amazónica.

Pérdida de bosques primarios

La tasa de pérdida de bosques primarios en Brasil ha sido persistentemente alta en los últimos años. Las pérdidas relacionadas con los incendios han fluctuado según el nivel de incendios forestales fuera de control, más recientemente con un pico en 2020 en la Amazonía y el Pantanal.

Mientras tanto, las pérdidas no relacionadas con incendios, que en Brasil se asocian con mayor frecuencia con la expansión agrícola, aumentaron un 9 por ciento de 2020 a 2021. Este hallazgo es consistente con el sistema de monitoreo oficial de Brasil, PRODES, el cual encontró que 2021 tuvo la tasa más alta de deforestación total en la Amazonía desde 2006, cuando se implementaron medidas para reducir drásticamente la deforestación.

La Amazonía occidental de Brasil, en particular, enfrentó una intensificación de la pérdida de bosques primarios, y sus estados clave experimentaron aumentos de más del 25 por ciento en pérdidas no relacionadas con incendios de 2020 a 2021.

Aumento de la deforestación

Esta parte de la Amazonía tiene varias áreas de nuevos puntos críticos de pérdida de bosques primarios, lo que significa lugares que experimentaron una aparición estadísticamente significativa de nuevas pérdidas en 2021. Muchos de los nuevos puntos críticos abarcan claros a gran escala, probablemente para pastos de ganado, a lo largo de las carreteras existentes.

Algunas de estas carreteras, como la BR-319 que corre de norte a sur en Amazonas, están programadas para pavimentación y mejoras, lo que ya ha resultado en un aumento de la deforestación.

De acuerdo a los resultados del informe, la pérdida de bosques primarios en Brasil es especialmente preocupante dada la nueva evidencia de que la selva amazónica está perdiendo resiliencia y puede estar más cerca de un punto de inflexión de lo que se pensaba anteriormente, donde las interacciones entre la deforestación, el cambio climático y los incendios conducen a la transformación irreversible de áreas masivas de la Amazonía.

El informe revela el aumento de la deforestación no solo resultaría en grandes cantidades de pérdida de biodiversidad y emisiones de carbono, sino que también alteraría los patrones de precipitación críticos para la producción agrícola.

Fuente: https://www.telesurtv.net/, https://www.efeverde.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.