Brasil, hogar de la explotación de ganado comercial más grande del mundo, propondrá una nueva ley para rastrear a los proveedores de ganado que venden animales a productores de carne como JBS y Marfrig, ya que la ganadería es un factor clave de la deforestación.

En un evento en línea realizado ayer, la ministra de Agricultura, Tereza Cristina Dias, dijo a un grupo de periodistas que el sistema actual es ineficaz para rastrear una gran cantidad de proveedores en el mayor exportador de carne de res del mundo. «Necesitamos un sistema que sea efectivo y brinde la seguridad que el consumidor necesita», dijo Dias.

Controles necesarios

La ministra se refería específicamente a los proveedores indirectos de ganado de Brasil, una industria de ganaderos que pasan animales a otras granjas mientras aún están creciendo y antes de que sean enviados al matadero. Debido a que a menudo no hay información sobre las propiedades por donde han pasado los animales, Brasil no puede garantizar que se cumplan todas las leyes.

JBS, la empresa cárnica más grande del mundo, no hizo comentarios sobre la iniciativa del gobierno. Pero había dicho anteriormente que está utilizando la tecnología blockchain para controlar el origen del ganado, prometiendo eliminar la deforestación en su cadena de suministro para 2025. Su rival Marfrig, que también opera en Estados Unidos y Argentina, acogió con satisfacción la medida.

«Marfrig apoya la aprobación de una nueva ley para rastrear a los proveedores indirectos de ganado en Brasil y está disponible para colaborar en el proyecto», dijo en un comunicado. La compañía, que se comprometió a poner fin a la deforestación para 2030 en su cadena de suministro, dijo que esto es clave para mitigar los riesgos sociales, ambientales y de gobernanza asociados con la industria cárnica.

207 millones de animales explotados

El sistema actual de Brasil para monitorear a los llamados proveedores indirectos de ganado se creó en 2009, pero fue diseñado solo para monitorear a los proveedores que venden animales a empresas que exportan carne de res a la Unión Europea, según dijo la ministra.

Actualmente se monitorean 2.000 propiedades, mientras que Brasil tiene 5 millones de propiedades rurales. Dias aseguró que presentará la propuesta pronto, pero no proporcionó un cronograma ni detalles de la nueva ley para rastrear a los ganaderos en Brasil, hogar de más de 207 millones de animales explotados por la industria cárnica.

Fuente: https://www.reuters.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.