Brasil devolvió 46,6 toneladas de desechos hospitalarios que habían sido interceptados en octubre pasado en el nororiental estado de Pernambuco por agentes de la aduana, según informó ayer el Terminal de Cargas del puerto de Suape.

Los desechos fueron embarcados para el puerto estadounidense de Charleston (Carolina del Sur) en un carguero que salió la noche del sábado de Suape, municipio próximo de Recife, la capital de Pernambuco, según informó el responsable de cargas del terminal, Fernando Lucato.

Desechos peligrosos

La carga contenía sábanas, fundas de almohadas, toallas, jeringas, máscaras y mangueras hospitalarias con los logotipos de hospitales estadounidenses. Sin embargo, las autoridades investigan por qué algunas sábanas con la marca de esos hospitales fueron a parar al comercio callejero de Recife, donde algunas piezas que eran revendidas fueron confiscadas.

Los cargamentos procedían de un mismo exportador en el estado estadounidense de Carolina del Sur y tenían como destino una empresa textil sospechosa de infringir la política nacional de residuos, que prohíbe importar basura de otros países, según la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa).

En la documentación de importación de ambos contenedores, figuraba que el cargamento se trataba de tejido de algodón con defecto de fabricación. En los últimos años las autoridades brasileñas han interceptado numerosos contenedores con basura doméstica en sus puertos procedentes de países europeos, a quienes acostumbran devolver los cargamentos.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.