La rotura de dos diques en un complejo minero de la empresa Samarco en el municipio de Mariana provocó el jueves pasado un alud de barro y productos minerales que barrió todo lo que encontró a su paso siete poblados a lo largo de unos 60 kilómetros, en uno de los peores accidentes mineros del país. En las localidades de Bento Rodrigues y Paracatú de Baixo pocos edificios quedaron en pie tras la avalancha.

 photo brasildeslavetoxico7.jpg

El vertido, de intenso color rojizo llegó a cubrir los tejados de algunas viviendas devastando gran parte de la zona. Las quinientas personas que han sido rescatadas hasta el momento han tenido que ser descontaminadas de los residuos procedentes de esta mina de hierro de la compañía Samarco, propiedad de la brasileña Vale y el grupo australiano BHP Billiton.

 photo brasildeslavetoxico9.jpg

Temor por el daño ambiental

Carlos Ferreira Pinto, uno de los fiscales del área ambiental que investiga el desastre, ha calificado de «enorme» el daño ambiental provocado por el vertido, indicando que éste ha alcanzado diversos cursos fluviales entre los que se encuentra la cuenca de río Doce, lo que hace temer que sus efectos puedan alcanzar a otras poblaciones de la región.

 photo brasildeslavetoxico10.jpg

Cuatro  personas murieron, incluyendo una niña de 5 años, según el último balance de la Alcaldía y unas 22 están desaparecidas, con pocas oportunidades de sobrevivir.  La agencia AFP sobrevoló la zona y visitó  lo que era un tranquilo pueblo de la municipalidad histórica de Mariana, en el estado de Minas Gerais. El silencio en el área era sólo interrumpido por el cantar de algunas aves. Un hedor que los locales describen como el olor del «barro con hierro” también inunda el lugar.

 photo brasildeslavetoxico8.jpg

De los desaparecidos, once son habitantes de Bento Rodrigues y los otros once empleados de Samarco, la empresa controlada por la brasileña Vale y la australiana BHP, dos de las mayores mineras del mundo.

 photo brasildeslavetoxico4.jpg

Impactante destrucción

El poblado más afectado, Bento Rodrigues fue prácticamente borrado del mapa, pues la avalancha destruyó 158 de las 180 casas que lo componían y las 22 viviendas restantes, aunque quedaron en pie, sufrieron cuantiosos daños.

El lodo también arrasó a su paso tierras de cultivos y pastos y alcanzó, con su contenido de metales pesados, el cauce del río Doce, uno de los mayores del sureste de Brasil y cuyo caudal se ha elevado más de un metro.

Bordeando el cráter dejado por el deslave, los bomberos habilitaron un lugar para colocar los animales rescatados, principalmente perros.

 photo brasildeslavetoxico5.jpg

Búsqueda de sobrevivientes

Los bomberos extremaron este martes los cuidados en las operaciones de búsqueda de víctimas de la tragedia luego de que se sintieran en la madrugada dos temblores de tierra en la región.

 photo brasildeslavetoxico6.jpg

El temor es que los movimientos telúricos puedan provocar la ruptura de un tercer depósito de residuos minerales de Samarco cuya estabilidad quedó comprometida.

 photo brasildeslavetoxico1.jpg

Los bomberos dijeron que los trabajos de búsqueda proseguirán por tiempo indeterminado pese a que el gobernador de Minas Gerais, Fernando Pimentel, admitió el domingo que considera difícil encontrar sobrevivientes.

Fuente: EFE, http://www.paginasiete.bo, http://www.lanacion.com.ar, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.