La policía brasileña arrestó a cinco ingenieros de la empresa minera Vale por presunta responsabilidad en el colapso el viernes de una represa de residuos que cobró hasta el momento 84 vidas. Fuentes policiales indicaron que tres de los técnicos quedaron detenidos en el estado de Minas Gerais y otros dos en Sao Paulo, ambos en el sureste del país.

Medios periodísticos indican que posiblemente esos profesionales estaban encargados de firmar una declaración de seguridad de la represa de Vale en el municipio Brumadinho (Minas Gerais).

Mayor control

En otras noticias, el gobierno brasileño determinó fiscalizar todas las represas del país. La resolución gubernamental salió publicada en el Diario Oficial de la Unión horas antes de una reunión ministerial, marcada para discutir cambios en la Política Nacional de Seguridad de Represas.

Por el texto divulgado, los organismos fiscalizadores tendrán que evaluar inmediatamente la necesidad de remoción de instalaciones para garantizar la integridad de los trabajadores que actúan en esos locales.

La determinación es que se priorice una lista de represas clasificadas como ‘daño potencial asociado alto’ o con ‘riesgo alto’. El Gobierno recomienda auditorías en procedimientos de fiscalización de las represas y la actualización de catastros de esas actividades para ser incorporadas al sistema nacional de informaciones.

Responsabilidad gubernamental

Las empresas responsables de las represas también son dictaminadas por el Ejecutivo a cumplir recomendaciones de informes y actualizar datos de todas las acciones de forma periódica. En una segunda resolución, también publicada este martes, la presidencia de la República determinó la continuidad de esfuerzos ‘para la pronta atención a las víctimas directas e indirectas de la ruptura de la represa del Corrigo de la Frijol, en el municipio de Brumadinho, y movilizar recursos humanos y financieros para ese fin’.

La Defensa Civil, el Cuerpo de Bomberos y la Policía Militar del estado Minas Gerais (sureste de Brasil) reforzaron sus equipos para iniciar este miércoles su sexto día de búsqueda tras la tragedia minera que enlutó al municipio Brumadinho. Según la Agencia Brasil, fueron convocados agentes de ciudades cercanas y de varios estados del país para apoyar los trabajos en el área. Los agentes y militares deberán enfrentar el calor intenso, pues la temperatura registrada a inicios de la jornada es de 33 grados centígrados.

El portavoz del Cuerpo de Bomberos, Pedro Aihara, dijo que la expectativa es de avanzar a lo largo de la jornada. La mayoría de las víctimas y desaparecidos son empleados de Vale, la mayor productora y exportadora mundial de hierro del mundo. Ningún sobreviviente fue encontrado en el quinto día de búsquedas tras el derrame de más de 12,7 millones de metros cúbicos de residuos.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.