Fuertes críticas recibió hoy en la cumbre climática el paquete de documentos presentado por los grupos de trabajo de la Convención de la ONU sobre cambio climático y el Protocolo de Kioto, textos calificados por varias delegaciones de desequilibrados.

Los informes fueron discutidos en sesiones maratónicas que se extendieron hasta el inicio de la madrugada del domingo (En Sudáfrica), pero pese a las críticas, enviados a la sesión plenaria de la XVII conferencia ambiental de Naciones Unidas, cuya sesión final se está desarrollando en estos momentos.

Se le exigirá más a los que tienen menos

El Grupo Africano y naciones de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) se opusieron al paquete, que en materia de reducción de gases invernadero es muy flexible para los países industrializados, mientras refuerza exigencias para las naciones en desarrollo.

En acciones de reducción, el informe del Grupo de Cooperación a Largo Plazo de la Convención dedica 60 párrafos con requerimientos y controles para los países pobres, y solo 31 para los desarrollados, los máximos contaminantes históricos del planeta. De esa manera, se echa por tierra el principio de responsabilidades comunes pero diferencias, establecido por la Convención.


Adiós a Kioto

“Es el mundo al revés”, exclamó en una encendida alocución la jefa del equipo negociador de Venezuela, Claudia Salerno, quien dijo apreciar un retroceso en el espíritu de los documentos, en comparación con lo aprobado hace un año en la conferencia de Cancún, proceso que también tuvo limitaciones.

“Este texto no solo es un Cancún menos, es un Kioto menos”, señaló en referencia a otro de los temas debatidos en este foro, la necesidad de un segundo período de compromisos del Protocolo de Kioto, pacto cuyo primer capítulo expira en 2012.

Las más variadas y curiosas protestas se extendieron durante toda la semana en Durban

El delegado de China también expresó discrepancias con el paquete, al señalar que el nivel de reducción planteado para los países industrializados es muy inferior al que realmente debería ser. “Esa parte del texto no es buena”, manifestó el diplomático, a la vez que criticó la poca claridad del mecanismo de financiamiento a largo plazo para acciones de reducción y adaptación al cambio climático. El grupo de trabajo no ha cumplido con su cometido, enfatizó.

El paquete, sin embargo, cuenta con el respaldo de la Unión Europea, Japón y Estados Unidos, entre otras naciones industrializadas, las cuales se pronunciaron a favor de su aprobación inmediata.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.