El elaborado empaquetado de los célebres muñecos Barbie y Ken disgusta a los ecologistas de Indonesia desde que Greenpeace descubrió que está hecho con papel que proviene de las selvas tropicales de este archipiélago asiático.

Barbie, el juguete más famoso del mundo, no debe de contribuir en la destrucción de los bosques tropicales indonesios”, afirma a EFE el responsable de la campaña de Greenpeace, Bustar Maitar, que alerta sobre las “malas” compañías de la archiconocida pareja de Mattel.

Por los tigres y orangutanes

Greenpeace Indonesia asegura que gran parte de las cajas rosas que contienen las Barbie que quieren los niños de medio mundo están hechas con madera de los árboles de la isla indonesia de Sumatra, donde cada año tigres y orangutanes pierden su hábitat en favor de la galopante deforestación.

La organización medioambiental denuncia en su nueva campaña que las cajas utilizadas para empaquetar los muñecos provienen de madera suministrada por la firma papelera Asia Pulp and Paper (APP), que según Maitar es una “notable destructora de los bosques naturales de Indonesia”.

Greenpeace ha analizado las fibras de celulosa de cajas de Barbie y otros muñecos de la juguetera estadounidense Mattel -la mayor del mundo- y ha constatado que los paquetes están fabricados a partir de una mezcla de maderas tropicales procedentes de las selvas del país asiático.

“Yo no salgo con chicas que destruyen los bosques”

“Barbie, todo se ha acabado entre nosotros. No salgo con chicas que destruyen los bosques”, dice Ken, ataviado con pañuelo al cuello y camisa desabotonada, tras contemplar la deforestación, en una ingeniosa campaña creada por Greenpeace.

La iniciativa llega después de otra campaña que dio la vuelta al mundo, en la que la misma asociación le pedía esta vez a Disney -cuyas muñecas de Blancanieves, la Bella Durmiente o Cenicienta van envueltas en el mismo tipo de cajas- que suspendiera su relación con la compañía APP y se involucrase, en cambio, con productores de Indonesia que realizan una gestión responsable.

APP sostiene que todas las actividades que desarrolla se atienen a la ley indonesia y destaca que el material que utilizan para crear las cajas de juguetes contiene más de un 95 por ciento de papel reciclado.

Pero desde la firma papelera aseveran que “es irresponsable -por parte de Greenpeace- jugar con las emociones de los niños y sus padres al repetir alegaciones sin crédito para atacar la industria de un país en vías de desarrollo”. Durante la última década, Indonesia ha mantenido la primera plaza a nivel mundial en cuanto a deforestación se refiere, según los datos de Greenpeace, que detalla que desde 1950 se han destruido más de 74 millones de hectáreas de bosque.

Fuente: EFE, Greenpeace, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.