[dropcap]L[/dropcap]a organización ecologista Sea Shepherd denunció hoy que dos de sus barcos fueron «embestidos» por balleneros japoneses en el Océano Antártico, lo que dañó ambas embarcaciones aunque sin causar heridos.

Según Sea Shepherd, el ballenero nipón «Nisshin Maru» chocó deliberadamente contra sus barcos «Steve Irwin» y «Bob Barker» y les ordenó abandonar el área.

 photo seashepherd3_zpsb372bbbf.jpg

Ataque frontal

[quote]»El Nisshin Maru ha embestido al Steve Irwin y al Bob Barker, pero ambos barcos se mantienen en sus posiciones», escribió el capitán Paul Watson en su página de Facebook. «El Bob Baker está luchando contra el agua en el cuarto de máquinas», añadió en su escueto mensaje.[/quote]

El portavoz de los ecologistas, Jeff Hansen, explicó a la radio australiana ABC que el «Steve Irwin» tiene daños en la popa y en el lado derecho del casco. Hansen también denunció que los guardacostas japoneses arrojaron granadas de aturdimiento contra la tripulación.

La presente campaña de Sea Shepherd contra los balleneros japoneses en la Antártida, denominada «Tolerancia Cero» y en la que participan cuatro embarcaciones y 120 activistas, es la mayor realizada por la organización ecologista.

 photo seashepherd1_zps660ed4fa.jpg

Guerra sin cuartel

A principios de mes, un barco japonés entró en una zona económica exclusiva australiana en el Antártico cuando perseguía al «Bob Barker», días después de que este lograra interceptar al «Nisshin Maru».

El año pasado Japón no pudo cubrir un tercio de su cuota de capturas, fijada en 900 ballenas, debido al mal tiempo y a los dos barcos de Sea Shepherd, que persiguieron a los barcos japoneses a lo largo de 27.000 kilómetros para impedirles la pesca.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.