Cinco cachorros de tigres de Bengala nacidos en un parque de conservación de la subespecie siberiana ubicado en la provincia china de Heilongjiang, concluyeron su primera fase de entrenamiento para la incorporación a la vida salvaje.

Los felinos nacieron en la base en julio pasado, pero como su progenitora se negaba a cuidarlos el personal de la institución decidió elegir en su lugar a una tigresa de Siberia de siete años de edad, con amplia experiencia maternal.

Reintroducción en el hábitat natural

De su madre adoptiva aprendieron todas las habilidades de subsistencia, precisó Liu Dan, diseñador jefe de esa institución ubicada en la ciudad de Harbin, capital de la referida provincia. Es la primera vez que una tigresa se adentra con sus cachorros en la zona salvaje de pruebas del centro, explicó el investigador.

Gracias al entrenamiento al que fueron sometidos, las cinco crías se han adaptado perfectamente al ambiente en libertad, y son capaces de regresar a su guarida sin la guía de la madre, dijo.


Según el experto, esa área semisalvaje del Parque de Tigres Siberianos de Heilongjiang, la mayor base del mundo dedicada a la reproducción de esos animales, fue creada con la finalidad de prepararlos para su retorno al hábitat natural.

Construida en 1986, la institución acoge a unos mil felinos de esa especie, en peligro de extinción, aunque también cría a los de otras, como leones y tigres de Bengala.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.