En las montañas del norte de Kenia, una comunidad de Samburu ha construido un santuario para elefantes huérfanos. Reteti es el primer santuario de propiedad y gestión aborigen, que rescata y cría elefantes huérfanos, y tiene el objetivo final de reintroducirlos en la naturaleza, según informa The Guardian.

El santuario no se trata solo de salvar elefantes, sino de romper estereotipos y redefinir la gestión de la vida silvestre. Es el comienzo de una transformación en la forma en que la gente de Samburu se relaciona con los animales salvajes. Este oasis donde los huérfanos crecen y aprenden a ser salvajes para que un día puedan reunirse con sus manadas, tiene tanto que ver con la gente como con los elefantes.

Bueno para la naturaleza y la comunidad

El santuario está empoderando a mujeres de Samburu como Sasha L Dorothy, para que sean las primeras criadoras de elefantes en África. “Antes le tenía miedo a los animales salvajes, especialmente a los elefantes, pero ahora los veo de manera diferente”, dice. Al principio, la comunidad no pensó que hubiera un lugar para las mujeres en el lugar de trabajo. Ahora, el éxito de estas guardianas está abriendo nuevas posibilidades y dando un poderoso ejemplo para las niñas que esperan hacer realidad sus sueños.

El santuario también está cambiando la cantidad de personas de la comunidad que se relacionan con los elefantes. Cuando las personas se dan cuenta de que pueden beneficiarse de poblaciones saludables de elefantes, se enorgullecen de cuidar la vida silvestre. Estudiantes que nunca antes habían visto un elefante, o que tenían miedo de los elefantes, visitan Reteti y experimentan a los elefantes de cerca. Algunos salen con la ambición de ser veterinarios o cuidadores de elefantes.

Todo el pueblo de Reteti está involucrado, ayudando a proporcionar leche fresca de cabra para los huérfanos. Uno de los aspectos positivos de la pandemia se produjo después de que el santuario no pudo obtener la costosa leche en polvo que solían usar y tuvo que intentar experimentar con leche de cabra. Después de mucha investigación, probaron una nueva fórmula, que fue preparada por Pauline Lepuyapui y la tasa de supervivencia entre los huérfanos recién llegados pasó del 50% al 100%. Era una solución sostenible buena para los elefantes, buena para el ambiente y proporcionaba unos ingresos muy necesarios a las mujeres de la comunidad de Samburu.

Más de 35 elefantes rescatados

Desde septiembre de 2016, el equipo de Reteti ha rescatado a más de 35 elefantes y devuelto 10 a la naturaleza. Los cuidadores brindan atención las 24 horas del día a los elefantes más vulnerables, permaneciendo con ellos durante la noche. Los huérfanos llegan al santuario como resultado del conflicto entre humanos y elefantes, problemas relacionados con la sequía y, en un caso raro, la caza furtiva. Se los cuida hasta que recuperan la salud y luego se los envía de regreso a la naturaleza.

Por el Día Mundial del Elefante (12 de agosto), Shaba, un cortometraje galardonado sobre el santuario, estará disponible en línea hasta el 31 de agosto.

La película trata sobre un elefante huérfano llamado Shaba que llegó al santuario traumatizado después de que los cazadores furtivos mataran a su madre frente a ella. El equipo de Reteti tardó semanas en establecer una conexión con la pobre huérfana, pero Shaba se convirtió en la matriarca de toda la manada de huérfanos. Ella jugó un papel decisivo en el santuario, cuidando a cada nuevo huérfano que llegaba y enseñando a los cuidadores cómo ser mejores en su trabajo. Las ganancias de la venta de entradas para el documental se destinarán directamente a apoyar el santuario de Reteti.

Fuente: Ami Vitale / Foto: Ami Vitale / https://www.theguardian.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.