Según informa el Ministro del Ambiente de Venezuela, Alejandro Hitcher, “están totalmente operativas las plantas de tratamiento Los Guayos, Taiguaiguay y la ampliación de La Mariposa”.

Las obras que contemplan el Proyecto de Saneamiento de la Cuenca del Lago de Valencia, ubicado entre los estados Aragua y Carabobo, “están culminadas en su mayoría”. El proyecto contempla trabajos en las plantas de tratamiento de aguas servidas y los colectores principales.

Hichter indicó que los colectores principales están listos, pero falta la tarea más difícil que son los colectores secundarios, captadores de las aguas servidas desde las comunidades. “Es decir ya tenemos el corazón, las arterias y ahora falta lo demás”, aseguró.

Señales de descontaminación

Hoy en día, el Lago de Valencia está dando señales de descontaminación. “Está apareciendo la avifauna, lo cual es un indicativo de que existen peces, plantas y  hay renovación de energía”, dijo Hitcher.

El titular de la cartera ambiental explicó que el Lago de Valencia es una cuenca endorreica  por no tener salida al mar y es un sistema natural complejo que si se desequilibra puede secarse o crecer de nivel.

Manifestó además que en los años 70, el lago empezó a secarse porque las industrias aledañas extraían agua de sus acuíferos y desviaron el río Cabriales hacia el Orinoco, que caía al sistema endorreico.

Fuente: Prensa Minamb, Correo del Orinoco

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.