Conservacionistas australianos revelaron el miércoles los planes para construir el primer refugio del mundo para el ornitorrinco, para promover su reproducción y rehabilitación mientras el mamífero con pico de pato se enfrenta a la extinción debido al cambio climático.

La Taronga Conservation Society Australia y el gobierno del estado de Nueva Gales del Sur dijeron que construirían las instalaciones especializadas, en su mayoría estanques y madrigueras para las criaturas semiacuáticas, en un zoológico a 391 km de Sydney, para 2022, que podría albergar hasta 65 ornitorrincos.

Víctimas de los incendios forestales

«Hay mucho que aprender sobre el ornitorrinco y sabemos muy poco», dijo a la prensa el director ejecutivo de Taronga, Cameron Kerr. «Estas instalaciones serán fundamentales para desarrollar nuestro conocimiento para que no dejemos que esta criatura icónica desaparezca del planeta”.

La preocupación por la extinción del ornitorrinco se ha incrementado desde que incendios forestales récord devastaron 12,6 millones de hectáreas de bosque, una extensión de territorio casi del tamaño de Grecia, a finales de 2019 y principios de 2020. Los científicos estiman que casi tres mil millones de animales murieron en lo que el primer ministro llamó el «verano negro» del país. Una investigación del gobierno encontró que los incendios forestales probablemente ocurrirían con más frecuencia debido al aumento de las temperaturas.

A diferencia de otros animales australianos famosos como el koala o el canguro, el ornitorrinco rara vez se ve en la naturaleza debido a su estilo de vida solitario y sus necesidades de hábitat muy específicas. El animal peludo de patas de pato, junto con la equidna, es uno de los pocos mamíferos que ponen huevos y, por lo general, vive alrededor de pequeños arroyos y ríos de movimiento lento con temperaturas más frías.

Entendiendo al ornitorrinco

«El refugio … nos dará la oportunidad de aprender realmente sobre qué tipo de entornos les gustan y qué es más probable que los anime a reproducirse», dijo Kerr. Los incendios forestales de 2019-2020 siguieron a varios años de sequía, y Taronga había notado de antemano un aumento en el número de ornitorrincos con «lesiones y enfermedades relacionadas con el clima», dijeron en un comunicado.

El año pasado, una investigación separada encontró que los koalas se extinguirían en Nueva Gales del Sur para 2050, debido a la deforestación para la agricultura y el desarrollo urbano. El ornitorrinco está clasificado como una especie protegida en Australia, y Taronga dijo que sin intervención, esta especie seguirá al koala unas décadas más tarde.

Fuente: https://www.reuters.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.