Más de un millar de vacas que pretendían tomar un poco de agua rodearon un camión cisterna en el estado australiano de Nueva Gales del Sur, sobre el que se abate una sequía histórica. Las emocionantes imágenes fueron compartidas por el medio local News.com.au.

Alarmante situación

Según datos de la Universidad de Melbourne, esta es una de las sequías más salvajes que ha experimentado Australia en los últimos cuatro siglos. La ausencia de lluvias en invierno afectó gravemente a los ganaderos y agricultores australianos.

De acuerdo con el medio, los granjeros se ven obligados a conducir el ganado a decenas de kilómetros debido a los problemas de suministro de agua. Aun así, los animales siguen muriendo de sed. Tanto las autoridades del país, como los medios y las organizaciones sociales, prestan apoyo financiero a los ganaderos locales.

Fuente: https://mundo.sputniknews.com, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.