Una veintena de crías de gorilas fueron bautizadas en una ceremonia tradicional en Kinigi, Ruanda, junto al Parque Nacional de los Volcanes, para proteger esos animales en peligro de extinción, informaron organizaciones de ecologistas.

A la ceremonia, la cual se celebra en ese país africano desde 2005, asistieron pobladores y representantes políticos, entre ellos el primer ministro, Bernard Makuza, apuntaron medios periodísticos.

Aumenta la población

Makuza afirmó en la ocasión que los esfuerzos conjuntos entre el gobierno de Kigali y las comunidades permitieron preservar los gorilas de montaña y su hábitat, uno de los principales atractivos turísticos ruandeses.

En Virunga aumentaron las poblaciones de esos animales de 250 en 1981 a más de 480 hoy en día, afirmó. En la cadena montañosa de Virunga, en la frontera entre Ruanda y la República Democrática del Congo, vive actualmente la mitad de los cerca de 700 gorilas que aún existen en el mundo.

A 25 años del asesinato de Diane Fossey a manos de cazadores furtivos se empieza a ver una luz de esperanza para los gorilas.

Según medios televisivos, en la actividad resultaron bautizados incluso pequeños monos, representados por niños disfrazados de simios.

Las poblaciones de gorilas de montaña, pertenecientes a las familias de los grandes simios, fueron diezmadas en los últimos años en países africanos por una nefasta combinación, en los sitios donde viven, de factores como áreas deforestadas, enfermedades y la caza furtiva.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.