Las débiles políticas de conservación y el exceso de vacíos legales provocan que actualmente haya más tigres enjaulados en Estados Unidos que libres en el mundo asegura un reporte del portal Huffington Post, confirmando que los tigres cautivos en zoológicos particulares, casas y otras facilidades privadas de este país, exceden en números a los que siguen en la vida salvaje.

Grupos conservacionistas calculan que en Estados Unidos hay entre cinco mil y 10 mil tigres en cautiverio, por apenas unos tres mil 200 libres en todo el mundo, gracias sobre todo a la falta de una legislación rigurosa. Leigh Henry, asesor del Fondo Mundial para la Vida Salvaje (WWF, siglas en inglés) señaló que nadie sabe a ciencia cierta cómo llegaron esos animales al cautiverio, cómo se les mantiene y que hacen con ellos al morir.

tigresparaguay

Capricho de unos pocos

El principal temor de estos ambientalistas es el contrabando ilegal de estos felinos, e incluso su matanza con fines terapéuticos de cuestionable eficacia, sin más fundamentos que la charlatanería. El gobierno de Estados Unidos destinó dos agencias federales a monitorear el estatus de esos tigres, erradicando los tecnicismos y vacíos legales que amparan el tráfico y posesión de esta especie en peligro de extinción.

Según un reporte del Washington Post, solamente los tigres de Bengala y el Siberiano eran regulados por el gobierno, y el resto caía en una clasificación de «genéricos» que los ubicaba en tierra de nadie.

Tener a un tigre como mascota es legal en 23 estados de esta nación, pero casi todos tienen excepciones en su legislación que favorece a santuarios, circos, centros de cría y otros con fines educativos e investigativos.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.