El poderoso tifón Talas, reducido a un sistema de baja presión en el Mar de Japón, dejó al menos 49 muertos y 55 desaparecidos, mientras los avisos de evacuación continúan vigentes debido a sus persistentes efectos.

Las actividades de socorro ahora se enfocan hacia la prefectura de Wakayama, en la meridional península de Kii, donde ese organismo causó estragos al dañar seriamente las instalaciones de agua, informaron hoy funcionarios del lugar, citados por la prensa.

El peor desastre desde el 2004

Considerado el peor desastre meteorológico desde 2004, Talas provocó deslizamientos de tierra, grandes inundaciones e insuficiencia de agua potable, en tanto preocupan las condiciones sanitarias de las zonas afectadas aún cubiertas de lodo y escombros.

Su característico lento movimiento hizo que se registraran valores récord de precipitaciones en el oeste de Japón el fin de semana. Unas dos mil 400 personas se encuentran varadas en 32 comunidades de las prefecturas de Wakayama, Nara y Mie, ubicadas en la citada península, donde más de 24 mil viviendas quedaron sin servicio eléctrico.

El país enfrenta este nuevo golpe de la naturaleza cuando todavía está por recuperarse del terremoto y tsunami de marzo pasado, que causaron una crisis nuclear calificada de la peor en su historia.

Fuente: Prensa Latina, RT, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.