Un insólito contrabando detuvo la aduana del aeropuerto de Ezeiza en Argentina informó el medio local Clarín. Un ciudadano checo pretendía salir con sus maletas cargadas de 247 animales exóticos, entre ellos 15 víboras, de las cuales 9 eran venenosas.

El personal detectó en los rayos X alguna sustancia orgánica que se movía; nunca se imaginaron que encontrarían reptiles, tortugas, víboras y moluscos, casi todos a excepción de 2, estaban vivos.

Tráfico descarado

Se informó que culebras en bolsas plásticas, sapos caracoles envueltos en pañuelos y medias y dos animales muertos fue el panorama que se llevó la aduana. El checo de nombre Karel Abelovsky de 51 años fue detenido el 7 de diciembre pasado mientras intentaba regresar a su país en un vuelo Iberia con escala en Madrid, informó Clarín.

El medio argentino agregó que la Dirección Nacional de Fauna Sivestre debió identificar cada uno de los 247 animales y entre ellos descubrió animales protegidos como el pequeño lagarto cobre procedente de la Pampa de Achala, en Córdoba, de los cuales llevaba 28 ejemplares.

Fuente: La Gran Época, Agencias
Artículo original de lagranepoca.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.