Ante el creciente número de atropellos de animales en las rutas turísticas, Argentina ha decidido prestar más atención a los ‘peatones salvajes’ construyendo para ellos pasos subterráneos especiales.

[quote]”Debido al desarrollo humano muchas de las áreas naturales se fueron achicando y quedaron aisladas entre sí. Los animales deben salir e ir hacia zonas más amplias para sobrevivir [cruzan las rutas cuando cazan o cuando están en celo y buscan pareja], pero corren peligro en el camino”, explica Diego Varela, de la ONG Conservación Argentina.[/quote]

Photobucket

“Ecoducto”

Uno de los puntos críticos se encuentra en la provincia de Misiones, la norteña región argentina más rica en fauna silvestre, con unos 25 parques naturales, surcada por varias rutas nacionales muy transitadas que conectan con las Cataratas de Iguazú. Para evitar que los animales mueran atropellados en esta zona, los expertos trabajan en la creación de ‘corredores biológicos’ especiales: un área segura de conexión entre parques.

El recurso más utilizado es el ‘pasafauna’: un túnel que pasa por debajo del asfalto. Argentina comenzó a utilizarlos en 1994, pero está previsto que ese número se triplique. Otra alternativa con la que cuentan los ambientalistas se conoce como un ‘ecoducto’, un puente que se alza sobre la ruta y que permite un cruce seguro.

Más allá de la infraestructura, los especialistas coinciden en que una forma para reducir las muertes de animales en carretera es la concieciación de la población sobre la necesidad de reducir la velocidad cuando atraviesan zonas de riesgo.

El enorme impacto generado por este tema en la sociedad argentina se debe al reciente atropello de un jaguar, lo que generó una gran movilización por parte de las ONG ambientalistas. En el país sudamericano apenas quedan unos 250 ejemplares de este felino, que aquí es conocido por su nombre en guaraní: yaguareté.

Fuente: RT, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.