[dropcap]A[/dropcap]rgentina se encuentra en una “situación crítica” en términos de residuos electrónicos, de los que se descartan 120 mil toneladas al año, según la organización Greenpeace, que advierte acerca de un proyecto de ley en el Congreso que perderá estado parlamentario si no es atendido este año por los diputados.

Los datos son contundentes. Más de 400 millones de pilas (baterías) se descartaron en 2011; para finales de ese año se habían desechado un millón de computadoras, y en los últimos años se compraron 11 millones de televisores.

La basura más contaminante de la ciudad

Lo fundamental aquí es que la basura electrónica es la más contaminante de los residuos sólidos urbanos y, a la vez, es la que más está creciendo. El proyecto de Ley de Gestión de Residuos Electrónicos del senador Daniel Filmus, del oficialista Frente para la Victoria (FPV), tuvo media sanción en esa cámara tras un debate profundo y contó con el aval de la Secretaría de Ambiente y del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

[quote]”Estamos en una situación crítica. Argentina no tiene un sistema de gestión de residuos ambientalmente adecuado para tratar este tipo de basura, lo que está generando una bomba de tiempo que debe ser desactivada”, explicó Consuelo Bilbao, coordinadora de la Unidad Política de Greenpeace Argentina a la agencia ANSA.[/quote]

El proyecto aborda el concepto de responsabilidad del productor después de la vida útil del producto. Así el fabricante es el que tiene que hacerse cargo, lo que llevará indirectamente a que genere artículos “con sustancias menos tóxicas, más durables y más fáciles de reciclar”, precisó Bilbao.

Ausencia de reciclaje

“El que paga contamina” es uno de los eslóganes de la organización ambientalista, que desde la semana pasada realiza acciones públicas ante el Congreso para que los diputados aborden la iniciativa en estos 90 días.

El 40% de los residuos electrónicos van a un “relleno sanitario”, el 50% se calcula que está almacenado en las viviendas y el otro 10 o 9% se trata en circuitos formales e informales.

Fuente: ANSA, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.