Un decreto ejecutivo firmado este fin de semana por el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, oficializó la ampliación de la reserva marina de Islas Galápagos, patrimonio natural de la humanidad.

La ordenanza declara una nueva área protegida denominada «Reserva Marina Hermandad», con una superficie de 60 mil kilómetros cuadrados, de los cuales, queda prohibida toda actividad pesquera en 30 mil kilómetros y en el resto se podrán realizar algunas, excepto la denominada palangre o con cordel.

Balance entre humanidad y naturaleza

Con la nueva zona, toda el área protegida del archipiélago aumentó de 133 mil kilómetros cuadrados a 193 mil. El evento se llevó a cabo a bordo de la embarcación Sierra Negra, en presencia del presidente de Colombia, Iván Duque, y los cancilleres de Panamá, Erika Mouynes, y de Costa Rica, Rodolfo Solano.

También participó en la ceremonia de rúbrica el exmandatario de Estados Unidos William (Bill) Clinton y miembros del gabinete ministerial ecuatoriano. Tras la firma los invitados cortaron una cinta elaborada con material reciclado del mar.

“Con todos ustedes como testigos, reconociendo la necesidad de un balance entre humanidad y naturaleza, declaramos inaugurada esta Reserva Marina», enfatizó el mandatario. En ese espacio, afirmó que contrario a algunos criterios, la preservación de la vida marina es rentable.

30 especies vulnerables

De su lado, el ministro de Ambiente, Agua y Transición Ecológica, Gustavo Manrique, especificó que las especies vulnerables protegidas son alrededor de 30, entre las cuales destacan aproximadamente 30 especies vulnerables como aves marinas, tortugas, tiburones, entre otros con pocas crías y largos períodos de vida.

Por eso, consideró importante el decreto, no solo para salvaguardar el ecosistema y la biodiversidad de la localidad, sino también por ser parte del motor económico de las islas, pues anualmente atraen a millones de turistas. Según trascendió, la nueva área protegida dentro de la Zona Económica Exclusiva Insular tiene el objetivo de proteger todo el ecosistema marino y sus especies, en especial las migratorias.

La autoridad ambiental nacional será la encargada de emitir el acuerdo correspondiente de la creación de la reserva, en un plazo máximo de dos meses. Asimismo, la instancia cuenta con un mes para establecer el plan de manejo y las demás herramientas para la gestión de la zona, en el marco de la normativa vigente.

Fuente: https://www.prensa-latina.cu/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.