Las organizaciones ambientales de América Latina han pedido a EEUU que reduzca las exportaciones de residuos plásticos a la región, luego de que un informe revelo que la nación norteamericana había duplicado las exportaciones a algunos países de la región durante los primeros siete meses de 2020.

Estados Unidos es el mayor exportador de desechos plásticos del mundo, aunque ha reducido drásticamente la cantidad total que exporta desde 2015, cuando China, anteriormente el principal importador, dijo que “ya no quería ser el vertedero de basura del mundo» y comenzó a imponer restricciones. En otras partes del mundo, las importaciones están aumentando, y no menos importante en América Latina, con su mano de obra barata y su proximidad a los EEUU.

Preocupante crecimiento de las exportaciones

Más del 75% de las importaciones a la región llegan a México, que recibió más de 32.650 toneladas de desechos plásticos de Estados Unidos entre enero y agosto de 2020. El Salvador ocupó el segundo lugar, con 4.054 toneladas, y Ecuador el tercero, con 3.665 toneladas, según una investigación realizada por Last Beach Cleanup, un grupo de defensa ambiental con sede en California.

Si bien las importaciones de desechos peligrosos están sujetas a aranceles y restricciones, rara vez se aplican y los desechos plásticos destinados al reciclaje, que hasta enero de este año no se consideraban peligrosos según el derecho internacional, que ingresan a los países importadores a menudo pueden terminar en vertederos, según un grupo de investigadores que trabajó con la Alianza Global para Alternativas a Incineradores (Gaia).

Un informe de Gaia publicado en julio también predijo un mayor crecimiento en el sector de residuos plásticos en América Latina debido a que las empresas de EEUU y China invierten en fábricas y plantas de reciclaje en toda la región para procesar las exportaciones de plástico de EEUU.

Colonialismo ambiental

Algunos ven la práctica como una forma de colonialismo ambiental. “El comercio transfronterizo de residuos plásticos es quizás una de las expresiones más nefastas de la comercialización de bienes comunes y la ocupación colonial de territorios del sur geopolítico para convertirlos en zonas de sacrificio”, dijo Fernanda Solíz, directora del área de salud de la Universidad Simón Bolívar en Ecuador.

“América Latina y el Caribe no son los patios traseros de Estados Unidos”, dijo Soliz. “Somos territorios soberanos y exigimos el respeto de los derechos de la naturaleza y de nuestros pueblos”. La mayoría de los países del mundo acordaron en mayo de 2019 detener el flujo de desechos plásticos de las naciones desarrolladas del norte global a las más pobres del sur global.

Conocido como la enmienda sobre plásticos al Convenio de Basilea, el acuerdo prohibía la exportación de desechos plásticos de entidades privadas en los EEUU a países en desarrollo sin el permiso de los gobiernos locales. Pero, críticamente, Estados Unidos no ratificó el acuerdo y ha sido acusado de seguir canalizando sus desechos hacia países de todo el mundo, incluidos África, el sudeste asiático y América Latina.

Fallo de los gobiernos regionales

“Los gobiernos regionales fallan en dos aspectos: el primero son las inspecciones en la aduana porque realmente no sabemos qué ingresa al país bajo la apariencia de reciclaje, y también fallan en sus compromisos con acuerdos internacionales como la convención de Basilea”. dijo Camila Aguilera, vocera de Gaia. «Y aquí es importante ver qué incluye los tipos de reciclaje porque el reciclaje se considera algo bueno».

“Los países del norte global ven el reciclaje como algo de lo que estar orgullosos, olvidándose de rediseñar los productos y reducir el desperdicio”, dijo Aguilera. «Es muy difícil para los gobiernos tratar el plástico como un residuo tóxico, pero eso es lo que es».

Fuente: https://www.theguardian.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.